Mientras la mayor preocupación en el mundo es concretar una vacuna contra la Covid-19, también existen investigaciones para ayudar en su tratamiento. A la fecha no existe uno específico contra la enfermedad y la única alternativa de los médicos es utilizar los ya existentes. A través de combinaciones verificadas con estudios es que se ha detectado que algunos muestran mejores resultados que otros.

Opción que NO funciona

Como parte de los trabajos realizados se identificó que la hidroxicloroquina no funciona ni ayuda en la recuperación de los infectados. Inclusive la Organización Mundial de la Salud (OMS) decidió suspender temporalmente esta opción del ensayo Solidaridad que actualmente se lleva a cabo. Pese a lo anterior, algunas figuras públicas como los mandatarios Jair Bolsonaro, de Brasil, y Donald Trump, de Estados Unidos, han expresado que han recurrido a esta alternativa como medida de prevención.

Alternativas que sí ayudan a cierto tipo de pacientes

Por otra parte, el día de hoy se publicó en el Journal of the American Medical Association (JAMA) el resultado de un estudio que ha llamado la atención de la comunidad médica. Con base en lo obtenido a partir de siete ensayos internacionales se obtuvo que el tratamiento con corticoides en pacientes críticamente enfermos de Covid-19 reduce el riesgo de mortalidad en un 20 por ciento.

Se menciona que el trabajo combinó datos de ensayos separados de hidrocortisona, dexametasona y metilprednisolona en dosis bajas. Al final lo que se obtuvo es que mejora la tasa de supervivencia de los pacientes que se encontraban en un estado crítico de salud.

Por su parte el Dr. Jonathan Sterne, profesor de estadísticas médicas y epidemiología de la Universidad Bristol de Reino Unido, quien participó en la investigación, afirmó que se trata de un descubrimiento de gran importancia. No significa que sea una cura pero sí es una opción para reducir la probabilidad de muerte en un cierto tipo de pacientes.

Los esteroides son un medicamento barato y fácilmente disponible, y nuestro análisis ha confirmado que son eficaces para reducir las muertes entre las personas más gravemente afectadas por Covid-19.

A partir de la evidencia científica demostrada la propia OMS actualizó sus guías clínicas para recomendar los esteroides. Aunque también menciona que no se deben utilizar en todos los casos y las personas no se deben de automedicar. Siempre es necesaria una revisión previa de un médico y además es una alternativa específica para pacientes en estado de salud grave.

A su vez, lo dado a conocer el día de hoy es considerado como una continuación de las primeras conclusiones obtenidas en junio pasado. En ese momento se detectó que la dexametasona sí ayudaba para aumentar la probabilidad de recuperación en los pacientes. Por lo tanto se convirtió en el primer fármaco recomendado por la OMS para el tratamiento de la enfermedad.