OMS autoriza los fármacos ​​baricitinib y sotrovimab contra la Covid-19 pero con estas condiciones

Aunque los fármacos baricitinib y sotrovimab contra la Covid-19 fueron aprobados, cada uno se debe usar en distintos tipos de pacientes.

76

La pandemia no muestra señales de disminución e inclusive se ha incrementado el ritmo de transmisión durante los últimos días. Tan solo durante la jornada de este 13 de enero se reportaron casi cuatro millones de nuevos casos a nivel global. La principal responsable es la Variante Ómicron que ya es la dominante en el planeta. Ante este panorama la Organización Mundial de la Salud (OMS) tomó una decisión definitiva. Después de una profunda revisión aprobó el uso de emergencia de los fármacos baricitinib y sotrovimab contra la Covid-19.

En ese sentido, se debe recordar que actualmente existe una amplia oferta de vacunas contra esta enfermedad. Pero aunque son de distintos fabricantes todas tienen la misma función. Funcionan para evitar cuadros graves de la infección y no para prevenir contagios.

Por lo anterior es que lo que se requiere son opciones farmacológicas para atender a los pacientes que ya tienen el virus. Aunque ya existen algunos medicamentos todavía se requiere de más alternativas.

Con lo anterior en mente, la OMS publicó un boletín en el que hace oficial que recomienda baricitinib y sotrovimab contra la Covid-19 como nuevos medicamentos para el tratamiento de pacientes Covid-19. La medida en que estos medicamentos salvarán vidas depende de cuán ampliamente disponibles y asequibles sean.

Indicaciones para el uso de cada uno

El primer fármaco, baricitinib, se recomienda enfáticamente para pacientes con Covid-19 grave o crítico. Es parte de una clase de medicamentos llamados inhibidores de la quinasa Janus (JAK) que suprimen la sobreestimulación del sistema inmunitario. La OMS recomienda que se administre con corticoides.

Baricitinib es un fármaco oral, utilizado en el tratamiento de la artritis reumatoide. Proporciona una alternativa a otros medicamentos para la artritis llamados bloqueadores de los receptores de interleucina-6, recomendados por la OMS en julio de 2021.

La OMS también ha recomendado condicionalmente el uso de un fármaco de anticuerpo monoclonal llamado sotrovimab. Está indicado para tratar la Covid-19 leve o moderada en pacientes con alto riesgo de hospitalización. Esto incluye personas mayores, inmunocomprometidos, que tienen afecciones subyacentes como diabetes, hipertensión y obesidad, y aquellos que no están vacunados.

Otra opción recién aprobada para personas infectadas

Sotrovimab es una alternativa a casirivimab-imdevimab, un cóctel de anticuerpos monoclonales recomendado por la OMS en septiembre de 2021. En estos momentos se realizan estudios sobre la eficacia de los anticuerpos monoclonales contra la Variante Ómicron pero los primeros estudios de laboratorio muestran que sotrovimab conserva su actividad.

El panel de expertos que desarrolló las pautas también analizó otros dos medicamentos para la Covid-19 grave y crítica. Se trata de uxolitinib y tofacitinib pero dados sus efectos inciertos la OMS hizo una recomendación condicional contra su uso.

Las recomendaciones, que constituyen la octava actualización de las directrices de la OMS sobre la terapéutica y la Covid-19 , se basan en la evidencia de siete ensayos en los que participaron más de cuatro mil pacientes con Covid-19 no grave, grave y crítico.

La OMS está en conversaciones con los fabricantes para garantizar la capacidad de suministro mundial y el acceso equitativo y sostenible a los tratamientos recién recomendados. El pilar terapéutico Access to COVID-19 Tools Accelerator (ACT-A) se ha comprometido con las compañías farmacéuticas para buscar planes de acceso integrales para países de ingresos bajos y medianos, de modo que estos tratamientos puedan implementarse rápidamente en todas partes, no solo en países ricos.

Por lo pronto, baricitinib y sotrovimab son los nuevos medicamentos contra la Covid-19 recomendados por la OMS. Pero lo más importante para ambos es que solo deben ser prescritos por un especialista y jamás se deben consumir por iniciativa propia. De lo contrario pueden ser contraproducentes para el paciente.