Mientras en la actualidad la pandemia por Covid-19 representa la mayor preocupación sanitaria, no significa que sea la única. Existen otros problemas que también impactan de manera directa en la vida de las personas y no han logrado solucionarse. Uno bastante grave que se ha intensificado en México es la falta de medicamentos oncológicos. A lo largo de los últimos meses se ha denunciado en diversas ocasiones que los hospitales no cuentan con los fármacos que pacientes infantiles requieren para sus tratamientos.

La situación ha adquirido relevancia a partir de que hace unos días la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) emitió una alerta por el robo de 37 mil medicamentos contra el cáncer. El hurto ocurrió en las bodegas de la empresa Novag Infancia.

Mientras la escasez de medicinas ha sido una constante en el sector público, se teme que ahora se incremente la problemática. Inclusive el presidente Andrés Manuel López Obrador señaló que se trabaja para dar con los responsables. Afirmó que es una acción inhumana e invitó a proporcionar cualquier información que ayude a la captura de los criminales y recuperar los fármacos.

Critican el desabasto de medicamentos oncológicos en México

Por su parte, en un mensaje pronunciado desde Ginebra, el director de emergencias de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Michael Ryan, consideró como una tragedia que en México fallezcan niños con cáncer por la falta de medicamentos.

Agregó que tanto en México como en otros países existen fuertes desigualdades que se aprecian al visitar un hospital público y uno privado. Mientras que recalcó que en cualquier paciente es una situación lamentable, aunque cuando se trata de niños es algo que no se puede perdonar.

En ese sentido, cuando se trata de una enfermedad mortal como el cáncer, es indispensable que el paciente reciba sus medicamentos a tiempo para continuar con su tratamiento. Inclusive a finales del año pasado se reportó la muerte de una menor de 7 años en el Hospital Infantil de México “Federico Gómez”. La situación subió de tono cuando el titular de la Secretaría de Salud (SSa), Jorge Alcocer Varela dijo que: “el medicamento para las quimioterapias puede esperar y no representa una urgencia médica”.

Desde entonces ha sido fuertemente criticado, aunque tiempo después dijo que sus palabras fueron sacadas de contexto. A su vez, también se ha comprometido a solucionar el problema para que ningún niño con algún tumor se quede sin las medicinas que requiere.