El personal médico siempre ha sido indispensable pero hoy se aprecia todavía más su aportación. Todos los trabajadores de la salud se encuentran en la primera línea de batalla al frente de la pandemia para cuidar y atender a los pacientes. No es una tarea sencilla por todas las actividades que se deben realizar pero también por el riesgo constante que implica. En muchas casos inclusive se debe arriesgar la integridad propia por la de los demás.

Pese a las adversidades y barreras, todos los integrantes del sector sanitario ofrecen su mayor esfuerzo a diario. Gracias a su labor se ha conseguido la recuperación de miles de personas. Inclusive algunos se han enfocado a brindar consejos a través de redes sociales para prevenir contagios. La información es una poderosa herramienta que cualquiera puede utilizar a su favor.

Ahora bien, también es necesario abordar el aspecto negativo al que se han tenido que enfrentar los profesionales de la salud. Por múltiples motivos como la falta de apoyo y carencias de equipo, se encuentran expuestos a infectarse e inclusive sufrir consecuencias mayores. Todo por el simple motivo de realizar su trabajo.

El riesgo al que se enfrentan los médicos

Con respecto a este panorama, el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, reveló las cifras que muestran el peligro al que se enfrentan los trabajadores sanitarios. En números redondos existen 29 millones de infectados hasta el momento. De ellos, cuatro millones corresponden a profesionales de la salud.

A partir de lo anterior se puede concluir que el 14 por ciento de las personas que se han infectado de Covid-19 son trabajadores del campo sanitario. Además es una cifra que varía entre países porque mientras algunos mantienen un número menor, en otros casos es inclusive mayor al promedio mundial.

En el caso de México, hasta el 11 de septiembre se contabilizaban 652 mil 364 casos positivos de Covid-19. De ellos, 106 mil 956 corresponden a trabajadores de la salud. Con esto se obtiene que el 16.39 por ciento corresponde a este sector de la población. La cifra es ligeramente mayor al promedio mundial.

De igual forma se debe recordar que de acuerdo con un estudio de Amnistía Internacional, México es el país en el que han fallecido más médicos por esta cepa de coronavirus.

Garantizar la integridad y bienestar de los médicos

Por todo lo mencionado la OMS lanzó la Declaración sobre la Seguridad de los Trabajadores Sanitarios en donde invita a todos los gobiernos a incrementar las medidas de protección al personal médico. En especial pidió garantizar la suficiente cantidad de Equipos Personales de Protección (EPP) para todos los que están en contacto directo con pacientes.

Otro aspecto que se indica es que exista una “tolerancia cero” a los ataques contra profesionales de la salud. Por desgracia es una situación que se presenta con frecuencia tanto al interior de los hospitales como en la vía pública. Este tipo de agresiones deben ser castigadas con mayor severidad para que no se repitan.

Y finalmente la OMS también pide facilitar apoyo psicológico para el personal médico que lo requiera. Debido a su trabajo y todas las complicaciones que enfrentan, muchos doctores llegan a presentar problemas mentales y necesitan asesoría profesional.