Todos los profesionales de la salud son valiosos y necesarios en cualquier momento de la vida y más en la actualidad. Desde el inicio de la pandemia se ha visto un cambio radical en los hospitales y clínicas de todo el mundo. La carga de trabajo aumentó de forma exponencial para todo el personal médico. Pese a las circunstancias y todas las adversidades se ha enfrentado el problema para atender a la mayor cantidad posible de pacientes. No ha sido sencillo y lo peor es que todavía no ha concluido la emergencia sanitaria. De hecho hay sospechas de que podría presentarse un repunte de casos como ya ocurre en algunas naciones de Europa.

Ahora bien, en el caso de México también hay otros factores que se deben contemplar. Uno de ellos es el alarmante déficit de trabajadores de la salud. Hasta inicios del 2020 se calculaba que faltaban 200 mil médicos para cumplir con las recomendaciones de las asociaciones internacionales. Con el personal de enfermería ocurre lo mismo y es un problema que surgió hace décadas y ahora muestra su verdadero impacto.

Médicos privados han sido olvidados

Por otra parte se encuentra la manera en que el gobierno federal ha ignorado las exigencias de todos los doctores, enfermeras y demás trabajadores de la salud. En especial ha existido una discriminación hacia el personal del sector privado porque a la mayoría se le ha negado la vacuna contra la Covid-19.

Ante esta situación se han tenido que organizar múltiples movilizaciones en todo el país. En todos los casos se indica que los médicos son un grupo vulnerable por el alto riesgo al que están expuestos. Además se ha hecho hincapié en que no todos los pertenecientes al sector privado laboran en lujosos hospitales. De hecho la mayoría pertenecen a consultorios anexos a farmacias que ofrecen consultas a precios económicos. En ese tipo de espacios es donde se atiende a más mexicanos.

La profesión con más riesgo en el mundo

Con respecto a la grave situación a la que se enfrentan a diario, el especialista en psiquiatría Jesús Ramírez Bermúdez compartió a través de sus redes un estudio del British Medical Journal (BMJ). A través de un estudio realizado en el Reino Unido en el que participaron más de 120 mil personas se comprobó que el personal médico tiene ocho veces más riesgo a contagiase de Covid-19 que cualquier otra profesión.

Dentro de los principales motivos se encuentra el contacto cercano que siempre existe entre un médico y un paciente. Inclusive con el uso de Equipos Personales de Protección (EPP) hay riesgo. Por lo tanto se concluye que es la profesión más elevado de contagio.

Aunque a pesar de lo que muestran los estudios internacionales las autoridades de nuestro país han señalado que no planean cambiar de postura. Su respuesta es que todos los médicos privados deben esperar hasta que les toque su turno con el criterio de edad para recibir la vacuna. Aunque por la actividad que realizan cada día es demasiado peligroso y podría ser el último.