Elegir lo que se desea estudiar no es algo sencillo porque hay muchas personas que no lo tienen claro hasta la adolescencia. Aunque también existen otros casos en donde se tiene clara la decisión desde la infancia. Hasta hace no mucho era bastante común que los infantes respondían que aspiraban a ser médicos de grandes. No todos los conseguían porque con el pasar de los años se modificaban sus intereses pero al menos existía el interés.

¿Ahora cuál es la inspiración de los niños?

En ese sentido, hoy es muy distinto porque el porcentaje de niños que responden que quieren ser médicos de grandes cada vez es menor. Con base en el portal TinkerLink ahora lo más usual es que deseen convertirse en Youtubers o Influencers.

Acerca de lo anterior hay distintos aspectos que han generado este cambio de mentalidad. Por una parte, el uso de la tecnología y el consumo de la información se ha transformado por completo. Para los niños ahora es natural utilizar internet como una herramienta cotidiana. Por lo mismo ahora sus héroes son las personas que ven a través de las pantallas o dispositivos móviles.

Por su parte, los médicos han sido relegados a segundo plano porque ya no existe esa conexión que antes se mantenía. Si acaso, solo persiste cuando se tiene contacto con un profesional de la salud de manera directa, como lo puede ser un padre o hermano mayor. En este tipo de casos sí se considera que son ejemplos a seguir pero en los demás no.

Médicos ya no son valorados por la sociedad

Gran parte de esta pérdida de interés en la profesión se debe al desprecio que han recibido los médicos en fechas recientes. En el caso de México, durante la pandemia se observaron constantes faltas de respeto en la vía pública como aventar cloro a las personas que portaban una bata blanca o negar el ingreso a ciertos establecimientos.

Este tipo de penosos hechos tienen un efecto en la mentalidad y forma de pensar de los menores. Al ver que los demás ya no respetan a los doctores y enfermeras ellos también pierden interés.

De igual forma, hay otros aspectos que los niños perciben y los alejan de una profesión tan noble. Muchos de ellos saben de las condiciones actuales de trabajo que prevalece en esta área. Factores como los bajos salarios y las extensas jornadas laborales han alejado a las nuevas generaciones. De manera entendible es algo que muchos ya no quieren vivir y por eso prefieren otras opciones para su desarrollo profesional.

Es claro que o se puede generalizar porque a la fecha hay niños mexicanos que aspiran a convertirse en médicos cuando sean grandes aunque ya no es un porcentaje tan elevado como en el pasado. Es una tristeza porque se trata de uno de los trabajos más nobles que existen y en donde siempre se va a requerir personal para ayudar a los demás.

Y en tu caso, ¿desde que eras niño tuviste claro que deseabas convertirse en doctor?