¡PRACTÍCALA! ¿Qué es la comunicación eficaz en enfermería?

Es más probable que los pacientes que han establecido una buena comunicación con la enfermera revelen el verdadero alcance de sus síntomas.

Las habilidades de comunicación sólidas son vitales para cualquier profesión, pero en enfermería pueden significar la diferencia entre la vida y la muerte. Las enfermeras deben poder ayudar a los pacientes a comprender sus problemas médicos y darles instrucciones sobre cómo cuidarse a sí mismos.

Problemas de una mala comunicación

Por otro lado, también deben poder explicar claramente el estado del paciente a los médicos y compañeros de enfermería. Si no pueden, pueden ocurrir errores médicos graves.

De hecho, la mala comunicación o la falta de comunicación pueden llevar a que los pacientes malinterpreten las instrucciones y no sigan los protocolos de tratamiento. También puede provocar fallas en el flujo de trabajo en el equipo, lo que resulta en errores médicos.

Errores médicos por mala comunicación

Un informe de la Comisión Conjunta encontró que la mala comunicación durante los traslados de pacientes contribuía al 80% de los errores médicos graves.

Por lo tanto, a continuación proyectamos algunos puntos que te darán una mejor comunicación asertiva.

Verificando información

Al dar órdenes o informar los resultados de las pruebas, es fundamental que las enfermeras confirmen la información antes de actuar en consecuencia. Esto es especialmente cierto con la comunicación verbal, ya sea en persona o por teléfono. Es fácil malinterpretar las palabras de alguien, por lo que las enfermeras deben repetir la información para asegurarse de que la escuchan correctamente. Si están dando la información, deben pedirle a la otra persona que la repita. Si bien esto puede marcar una diferencia significativa en casos individuales, establecerlo como una política del hospital puede reducir de manera más efectiva el riesgo de falta de comunicación y errores.

Educación del paciente

Además de administrar tratamientos, las enfermeras deben explicar a los pacientes los medicamentos y tratamientos que reciben. Las enfermeras a menudo tienen más contacto diario con los pacientes que sus médicos. Por lo que depende de las enfermeras ayudar a los pacientes a comprender su diagnóstico y pronóstico y enseñarles cómo participar en su recuperación. Las enfermeras también deben adaptar su comunicación a la capacidad de comprensión del paciente. Un niño pequeño o un paciente anciano con demencia, por ejemplo, tendrá más dificultades para comprender su situación. Además, las enfermeras deben estar capacitadas para escuchar a los pacientes, especialmente en lo que respecta a sus síntomas o inquietudes.

Diferencias culturales

Las enfermeras trabajan con pacientes de diversos orígenes, incluidos los de otros países, culturas y religiones. También tratan con frecuencia a pacientes que no hablan inglés. Para garantizar una comunicación eficaz, las enfermeras deben considerar a cada paciente como un individuo en lugar de abordarlos de una manera única para todos. Algunas culturas, por ejemplo, no hablan abiertamente sobre asuntos de salud privados, por lo que es posible que las enfermeras tengan que ser más discretas. Además, algunas culturas desaprueban el contacto físico entre extraños, por lo que si una enfermera palmea la mano de un paciente para consolarlo, puede ofenderse.

Lenguaje corporal

Cuando las personas piensan en una comunicación eficaz, a menudo consideran lo que dicen y cómo lo dicen, pero la comunicación verbal es solo una parte de la ecuación. El lenguaje corporal juega un papel igualmente importante al establecer una conexión con los pacientes y compañeros de trabajo de la salud. Si una enfermera mira su reloj o hace muy poco contacto visual cuando habla con un paciente, él puede sentir que ella no está interesada en su caso o que la está imponiendo al hacerle preguntas o discutir sus síntomas. Al hablar con compañeros de trabajo, comportamientos similares pueden interpretarse como una falta de respeto.

Es importante que las enfermeras consideren las señales no verbales, que se tomen el tiempo para hacer contacto visual, sonreír y detener lo que están haciendo para enfocar su atención en la otra persona.

Notas relacionadas:

5 consejos que puedes usar para hacer más felices a tus pacientes

6 consejos para mejorar tu búsqueda de empleo en el cuidado de la salud

3 consejos para mantener el equilibrio entre el trabajo médico y la vida personal