Dentro del campo de la Medicina la información cambia de manera constante. A partir de la nueva evidencia científica que aparece y los conocimientos que se obtienen es posible tener un campo más amplio. De hecho, fue apenas en 2018 cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) actualizó su Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE) y hubo un aspecto que llamó la atención. Por primera ocasión se reconoció la adicción a videojuegos como un trastorno mental.

Conforme a lo que se puede leer en la CIE-11, hay tres condiciones fundamentales para poder diagnosticar este problema. En primer lugar, los videojuegos deben ser una prioridad con respecto a las demás actividades que realice el paciente; que no exista un control real del paciente hacia el uso que hace de los videojuegos; y que se observen deterioros significativos en el funcionamiento personal, familiar, social, educativo u ocupacional del paciente.

En este caso, la OMS considera que los síntomas de adicción a los videojuegos son muy similares a los causados por el consumo de tabaco y sustancias psicotrópicas. Además de que su impacto puede incluir patrones de sueño alterados, aumento de peso y una deficiencia en la actividad física.

Mientras que ahora el tema ha sido retomado porque por primera vez en el mundo una persona fue diagnosticada con adicción a los videojuegos. Como lo reporta El País, el hecho inédito ocurrió en España y fue un equipo médico del Hospital Provincial de Castellón, la Universitat Jaume I y el Hospital General Universitario el que realizó un análisis pormenorizado del caso clínico.

Relato de los hechos

Lo que se menciona es que el paciente es un adolescente de la provincia de Castellón y el diagnóstico es que sufre de una grave adicción comportamental al videojuego de Fortnite. Dentro de sus síntomas se encuentran aislamiento en su domicilio, rechazo a interacciones sociales con negación a acudir a servicios sanitarios, inflexibilidad personal persistente, escaso interés por su entorno y muy selectivo en sus gustos y con actividades restrictivas.

Por lo anterior, el menor tuvo que ser hospitalizado durante dos meses. El tratamiento indicado requirió un abordaje intensivo multidisciplinar, desde un enfoque cognitivo conductual, trabajando tanto con el paciente como con su familia y, a la vez, la implementación de estrategias de intervención como reestructuración cognitiva y desarrollo de habilidades personales.

Hasta ahora se trata del primer caso en el mundo en el que una persona recibe el diagnóstico clínico de adicción a los videojuegos. Aunque se trata de un tema muy severo que ha sido analizado en varios países.

En el caso de México, hace un par de años el partido Movimiento Ciudadano propuso una reforma a la Ley General de Salud. Con esto, lo que pretendía era que se reconociera formalmente la adicción a los videojuegos. Asimismo, señaló que debería existir un marco legal para el consumo dependiente de otras tecnologías y plataformas digitales, principalmente internet y teléfonos celulares. Sin embargo, al final no prosperó la propuesta.