A pesar de la amenaza latente de un rebrote de Covid-19 en México la situación parece que ya ha sido controlada. Se alertó de las posibles consecuencias de las personas que salieron de vacaciones durante Semana Santa y aunque existen algunos estados en donde sí hay un ligero aumento de contagios no ha sido tan terrible como se pronosticaba. Por lo tanto se ha señalado que un posible regreso a las actividades cotidianas cada vez es más factible. Inclusive el día de hoy fue el regreso a las clases presenciales en Campeche y se prevé que de manera escalonada se repita en las demás entidades.

Por su parte, otra muestra de que lo peor podría ya haber ocurrido es que la jornada de este 18 de abril fue la que registró menos decesos en el país de los últimos seis meses. Con base en la Secretaría de Salud (SSa) se reportaron un total de 111 decesos.

Ahora bien, aunque el panorama luce alentador también hay una nueva controversia que involucra directamente a las autoridades sanitarias. Con base en la información oficial de la SSa, la primera muerte por Covid-19 en México ocurrió el 18 de marzo de 2020. El afectado fue un hombre de 41 años que padecía de diabetes y estaba internado en el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER). Fue poco después de dos semanas de que se reportaron los primeros contagios nacionales. Aunque ahora se desconfía de la fecha porque en realidad habrían ocurrido otras muertes sospechosas más de un mes y medio antes.

Información que contradice la versión oficial

Con base en una investigación de Eme Equis la Secretaría de Salud de la Ciudad de México (Sedesa) cuenta con 33 registros de defunción ocurridos entre enero y febrero del año pasado asociados a la Covid-19. En todos ellos todavía no se conocía con certeza la existencia de esta nueva enfermedad y por eso no se pudo precisar la causa de muerte. Aunque al analizar los síntomas de las víctimas se observan patrones similares al actual problema de salud pública.

A su vez, en el resto del país ocurrió algo similar porque el Registro Nacional de Población (Renapo) registró 95 muertes asociadas a la Covid-19 tan solo en enero de 2020.

A pesar de que ya ha transcurrido más de un año ninguna de las cifras de la Sedesa y el Renapo aparecen en las estadísticas oficiales de la SSa.

Características de las víctimas en la CDMX

Al realizar una investigación más a fondo de los casos de la Sedesa se obtiene que la mayoría de las personas tenían más de 60 años. Mientras que del total 15 de las víctimas murieron en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), seis en sus casas, cuatro en el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), tres en clínicas de la SSa, dos en hospitales privados y el resto en lugares no identificados.

Por todo lo mencionado ahora se duda sobre si realmente la primera muerte en el país a causa de esta nueva enfermedad realmente ocurrió el 18 de marzo de 2020. Existen sospechas de que el brote de la Covid-19 podría haber iniciado desde antes. Además también pone en duda la cifra total de infectados y fallecimientos que han ocurrido en México.