Desde la aparición de la Covid-19 se advirtió que existían muchos retos por enfrentar. Uno de ellos es que al igual que todos los virus, el SARS-CoV-2 podía mutar de manera natural y eso lo haría más complicado de atender. Inclusive se ha llegado a señalar que la eficacia de las vacunas actuales podría ser menor en caso de que se presenten este tipo de modificaciones. Mientras que de todos los cambios que se han documentado, el E484K es el más temido por la comunidad científica.

Para poner en contexto, la mutación E484K fue identificada por primea vez en Sudáfrica a finales del año pasado. Desde entonces se ha confirmado su presencia en al menos otras 20 naciones del mundo y a la fecha es considerada como una de las más peligrosas. A la fecha no se ha comprobado que sea más mortal pero sí es más infecciosa y provoca que los tratamientos actuales tengan resultados menores.

Casos sospechosos en México son confirmados

Desde hace días se tenía la sospecha de posibles contagios de este tipo en nuestro país y después de una profunda revisión hoy el Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos (InDRE) los ha confirmado. Se trata de cuatro casos reportados en Jalisco y analizado en primera instancia por la Universidad de Guadalajara (UdeG).

Así lo dio a conocer a través de un comunicado el Dr. José Francisco Muñoz Valle, Rector del Centro Universitario de Ciencias de la Salud y Coordinador General de la Sala de Situación en Salud por Covid-19 de la UdeG. Además señaló que de las mutaciones que actualmente se han descrito, la E484K es de las que más preocupan porque se asocia con la disminución de la neutralización del virus hasta diez veces. Esta mutación se encuentra identificada en las variantes sudafricana y brasileñas (P.1 y P.2).

“El día 15 de febrero se recibió el primer reporte del InDRE que confirma que las cuatro muestras de Jalisco contienen la mutación E484K del SARS-CoV-2. Todas fueron encontrada mediante el método molecular de búsqueda rápida para detectar las mutaciones de mayor relevancia clínica diseñado por la UdeG y GENES2LIFE. En tanto que el 18 de febrero recibimos el segundo reporte del InDRE donde se especifica que los análisis filogenómicos pertenecen a la variante P.2 detectada por primera vez en Brasil, lo que confirma la presencia circulante de la variante brasileña en México”.

Ante esta situación, informó que el InDRE recomienda un seguimiento clínico y epidemiológico, por lo que la Universidad ha definido iniciar con un Sistema de Vigilancia Epidemiológica Molecular para SARS-CoV-2 en las muestras de los pacientes positivos, que permitan implementar estrategias de control efectivas contra la Covid-19.

Análisis de más casos en Jalisco

También mencionó que es importante conocer cómo se va dando el comportamiento de síntomas de los pacientes. Al momento se han analizado más de mil muestras correspondientes a la Zona Metropolitana de Guadalajara y Puerto Vallarta, donde se detectaron estos cuatro casos. Además hay otras nueve muestras que faltan por validar.

Explicó que contar con este sistema de vigilancia permitirá identificar en qué medida va creciendo la frecuencia de esta mutación, lo que contribuirá al control de la pandemia.