Sobrepeso podría alterar la estructura y funciones del corazón en tus pacientes jóvenes

210

En 2016 la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (ENSANUT), realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), indicó que alrededor del 73 por ciento de la población adulta en México padecía de algún grado de sobrepeso. Más importante aún, 4 de cada 10 jóvenes1 de cada 3 niños también presentan problemas de alimentación similares en el país.

Más allá del problema de salud a futuro que representa este alto índice de obesidad, un estudio realizado por investigadores de Reino Unido parece indicar que un alto Índice de Masa Muscular (IMC) está directamente relacionado con problemas de presión alta y deformidades del corazón en la población de pacientes más jóvenes.

Dicho estudio, publicado en la revista Circulation de la Asociación Americana del Corazón (AHA), detalla que los niveles mas altos de IMC  provocan una presión sanguínea más elevada en los pacientes jóvenes, la cual a su vez causa que el ventrículo izquierdo del corazón experimente un crecimiento fuera de lo normal.

La investigación analizó la información cardiovascular (presión sanguínea y ritmo cardíaco) de más de 3 mil pacientes jóvenes, menores de 17 años al momento de tomar las mediciones, nacidos en la década de los 90. Igualmente, se recuperaron escaneos vasculares de 400 individuos de 21 años con mayor riesgo genético de tener altos niveles de IMC.

De acuerdo con Kaitlin Wade, profesora de la Universidad de Bristol e investigadora líder del estudio, estos descubrimientos podrían implicar futuras complicaciones cardíacas para los jóvenes con sobrepeso:

Estos hallazgos sugieren que el IMC tiene un efecto adverso incluso en la estructura cardíaca de los adultos jóvenes. Nuestros resultados respaldan los esfuerzos para reducir los niveles de IMC a un rango normal y saludable desde una edad temprana para prevenir enfermedades cardiovasculares en el futuro.

El crecimiento del corazón en los pacientes jóvenes con sobrepeso podría generar el bombeo de mayores volúmenes de sangre por minuto, lo que a futuro puede causar presión alta y el engrosamiento del músculo del corazón. Aunque no se sabe qué factor causa este desarrollo desmedido del ventrículo izquierdo, se ha teorizado que podría ser a causa de las demandas metabólicas mayores de sus cuerpos robustos o por la inflamación ocasionada por los adipositos.