Desde que México anunció la compra de 24 millones de dosis de la vacuna rusa Sputnik V contra la Covid-19 se han generado diversas opiniones. Por una parte se aplaude el esfuerzo para contar con la mayor cantidad de insumos en estos momentos tan complicados. La cifra de nuevos infectados se mantiene en aumento en gran parte del país y ahora se requiere de mayor apoyo que nunca. Mientras que al mismo tiempo, se ha puesto en duda esta innovación porque no cuenta con el aval de las autoridades sanitarias.

En ese sentido, es necesario recordar que aunque México ya adquirió la vacunas y se prevé que lleguen en los primeros días de febrero, hay varias inconsistencias. La mayor es que a la fecha no se cuenta con la autorización de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris). Mientras que a nivel internacional la Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA) y la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) también se han negado a avalar esta inoculación.

La seguridad de la población es prioridad

Por su parte, el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, dejó en claro que ninguna vacuna de cualquier tipo será aplicada en México sin la autorización de la Cofepris. Afirmó que antes que cualquier emergencia sanitaria se encuentra la salud y el bienestar de la población. Por eso es necesario comprobar el correcto funcionamiento de algo antes de aprobarlo.

“Ningún producto de uso médico, de uso en seres humanos que arribe al país debe estar exento de tres requisitos: calidad, seguridad y eficacia. Estos son los estándares internacionales de seguridad sanitaria y también están contemplados en la reglamentación mexicana”.

Ahora bien, agregó que la vacuna rusa ha mostrado avances en la Fase III de estudios clínicos para que pueda ser aprobada por Cofepris. Además indicó que la Comisión ya cuenta con el expediente y ahora se encuentra en su revisión final.

Desarrollo de la vacuna Sputnik V

Comentó que la vacuna Sputnik V fue desarrollada en el prestigioso Centro Nacional Gamaleya de Epidemiología y Microbiología, la empresa Human Vaccine se encargó de la producción masiva y las negociaciones para su compra han sido con el Fondo Ruso de Inversión Directa.

Por su parte, en caso de ser aprobada se establece que entre febrero y abril el país recibirá 24 millones de dosis que beneficiarán a 12 millones de personas. En tanto que esta vacuna será exclusiva para su aplicación en adultos mayores.

Dijo también que México tendrá acceso a la primera ronda de vacunas contra el virus SARS-CoV-2 a través del mecanismo multilateral Covax que se estima en un millón 250 mil dosis de Pfizer-BioNTech.

Mientras que afirmó que la Organización Mundial de la Salud (OMS) anunciará el próximo 29 de enero la fecha en que las vacunas llegarán a nuestro país.