México se enfrenta a un nuevo reto debido al repunte de casos Covid-19 que se han presentado durante los últimos días. Inclusive el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, declaró que la ocupación hospitalaria actual es similar a la vivida en abril. Por lo mismo, es necesario desarrollar nuevas estrategias que permitan enfrentar de la mejor manera posible el problema que se avecina y que ahora afecta de nueva cuenta a Europa.

Enfrentar la Covid-19 sin descuidar otras enfermedades

En ese sentido, el director general del Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades (Cenaprece), Ruy López Ridaura, señaló que el sector salud trabaja en un proceso de reorganización hospitalaria a nivel nacional. Con esto, se prevé que de las 970 unidades que forman parte de la red de Infección Respiratoria Aguda Grave (IRAG), 332 que tienen baja ocupación hospitalaria por Covid-19 atiendan otras enfermedades.

A partir de lo anterior se plantea continuar con la estrategia para pacientes Covid-19 pero sin descuidar otro tipo de patologías. Durante el final de año es cuando se presenta un aumento en problemas respiratorios e inclusive existe el riesgo permanente a la aparición de casos de influenza. Por lo tanto, se busca enfrentar todas las enfermedades sin saturar las unidades hospitalarias.

Este plan sectorial concentra las capacidades en las mejores unidades hospitalarias del país para que, con el esfuerzo de todo el sector, mejore la atención médica a la población y se tenga un impacto en la reducción de la mortalidad.

Capacidad actual para atender otras infecciones

En las 332 unidades preseleccionadas se cuenta con más de 17 mil camas generales y seis mil 600 con ventilador. En ellas existe infraestructura y personal especializado para atender pacientes en hospitalización general y en estado crítico.

El resto de las unidades médicas atenderán enfermedades no Covid-19 y deberán tener la capacidad para estabilizar a pacientes con coronavirus y luego remitirlos a los hospitales designados para atender esa enfermedad.

El funcionario puntualizó que habrá un intercambio de servicios entre las diferentes instituciones del sector para asegurar la atención de las personas con esta nueva enfermedad sin importar su derechohabiencia.

Detalló que seguirán funcionando los 58 Hospitales Covid que se establecieron como unidades temporales para atención anticipada, en donde se puede estabilizar a las personas con riesgo de complicaciones en tanto se determina si ingresan a un hospital.

El director general del Cenaprece añadió que el proceso de reorganización hospitalaria se sometió a validación de todas las entidades federativas. A la fecha, 11 estados lo han aprobado. Se prevé que en los próximos días el resto apruebe los planes específicos de reforzamiento de las capacidades.