Hace casi un mes, el think tank mexicano Early Institute presentó un estudio. En él, afirmaba que la reproducción asistida suponía un peligro para los niños concebidos con estas técnicas. En particular, comentó que los infantes eran más propensos a sufrir defectos anatómicos. Incluso se mencionó la mayor prevalencia de problemas perinatales y hasta anomalías cromosómicas.

Alberto Kably Ambe, fundador del Centro Mexicano de Fertilidad en el Hospital Ángeles Lomas, apuntó que estas afirmaciones son falsas. Señaló que el riesgo al que se expone la mujer durante el embarazo, con o sin reproducción asistida, es prácticamente el mismo. Asimismo, señaló en entrevista con Saludiario que no se han detectado pruebas fehacientes sobre la inconveniencia de la fertilización artificial.

Es que eso no es cierto. […] En medicina hay muchas publicaciones. No todas están 100 por ciento evaluadas desde el punto científico. Hasta ahora, no conozco ningún estudio bien hecho que sugiera una malformación congénita como producto de una técnica de reproducción asistida. […] Hay muchos médicos y pacientes que, por razones morales, éticas, religiosas, no quieren aplicar estos procedimientos. […].

Riesgos asociados a la reproducción asistida

Kably Ambre admite que sí se han observado algunos fenómenos de salud en reproducción asistida. Sin embargo, defiende que no responden al uso de estas técnicas en sí. Apunta que, en muchos casos, se detecta un bajo peso en los bebés concebidos con estos procedimientos. Pero esto se debe a que la fertilización in vitro aumenta la probabilidad de un embarazo múltiple.

Reafirma que en un embarazo múltiple, natural o “sintético”, el peso de los infantes es menor. El también ginecólogo obstetra apunta que también afecta la edad de la población. Apunta que las mujeres con problemas de infertilidad suelen ser las que acuden a la reproducción asistida. Por lo general, su incapacidad de procrear está ligada a una edad mayor a la ideal para la fecundación.

Los riesgos gestacionales están más relacionados con la edad que con la técnica [de reproducción asistida]. Una mujer tiene igual probabilidad de sufrir problemas si se embaraza con fertilización in vitro que con un embarazo normal. […] Una mujer que quede preñada a los 45 años es más vulnerable a preclampsia, sangrados, placentas previas enfermedades renales, etcétera.

Taboola