La violencia de género es un fenómeno complejo. En gran parte, se ve reforzado e incitado por estímulos sociales y culturales. Al mismo tiempo, termina por formar parte de la identidad misma de los individuos. En este panorama, los medios tienen una participación muy específica. En particular, de acuerdo a una investigación de la Universitat Pompeu Fabra, la televisión.

El estudio, publicado en el Journal of Youth Studies, se enfoca en las telenovelas románticas para adolescentes. Afirma que este tipo de contenidos se convierten en “agentes educacionales informales” para esta población. Advierte sobre la controversial representación de la sexualidad y las relaciones sentimentales. Y cómo éstas, a su vez, pueden fomentar la violencia de género.

Violencia de género y telenovelas adolescentes

María José Masanet, autora líder de la investigación, afirmó que se enfocaron en la serie Física o Química. Esta telenovela española narra la vida de un grupo de estudiantes de secundaria y sus profesores. Además, amasó un público en Francia, Portugal, Italia, Estados Unidos y varios países de América Latina. También, generó controversia por su representación de la violencia de género.

Estas perspectivas polarizadas en Física o Química no son nuevas ni únicas a esta serie. […] Estudiamos el discurso de los adolescentes sobre la violencia de género en esta telenovela. A cambio, obtuvimos una visión reveladora sobre cómo piensan al respecto del tema. Cómo los mitos románticos logran moldear la percepción de los jóvenes sobre la agresión de pareja.

Para sus resultados, los investigadores analizaron publicaciones en foros de la serie. Se enfocaron en la relación entre Ruth y Gorka. A lo largo de Física y Química, ambos protagonizan escenas de violencia de género de cada vez mayor intensidad. Aunque al final terminan separados definitivamente, rompen y restauran su noviazgo en repetidas ocasiones.

Se encontró que los televidentes internalizaron varios estereotipos y mitos del amor romántico que justifican la violencia de género. Por ejemplo, no consideraron controlar el tiempo, amistades o dinero de la pareja como abuso. Asimismo, se percibieron las amenazas, insultos y chantaje como “otro aspecto de la relación”. Incluso, se justificaron estas actitudes “en el nombre del amor”.

Nuestro trabajo tiene un valor educacional. Demostramos que las series de adolescentes tienen el potencial de explorar y trabajar para prevenir la violencia de género. Estas telenovelas proveen material para debatir sobre estas representaciones controversiales y provocativas. Pero sin tratar de impartir lecciones morales a la audiencia.