A lo largo del último par de años ha existido una fuerte discusión en torno a la posible legalización de la cannabis en México. Es un tema que a la fecha genera opiniones divididas porque cuenta tanto con seguidores como detractores. Cada persona tiene su propia opinión y resulta muy complicado, por no decir imposible, obtener un consenso que deje satisfechos a todos. Aunque lo cierto es que de manera paulatina se han conseguido ligeros avances.

Fue en 2018 cuando se logró un hecho histórico. Por primera ocasión la Comisión Federal de Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) otorgó el permiso comercial a 38 productos con ingredientes derivados de la cannabis. Dentro de ellos hay 21 suplementos, nueve cosméticos, seis alimentos y dos materias primas.

Desde entonces se ha insistido en el tema hasta que el día de hoy ha sido publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF) la Ley General de Salud en Materia de Control Sanitario para la Producción, Investigación y Uso Medicinal de la Cannabis y sus Derivados Farmacológicos.

¿Qué menciona?

En primer lugar y como el nombre lo indica, sólo abarca la cannabis con uso medicinal y no recreativo. Mientras que uno de sus objetivos es regular la producción primaria de la marihuana, su experimentación para la salud, la investigación farmacológica y la fabricación de medicamentos. Además se autoriza su uso por profesionales de la salud en el diagnóstico, prevención, terapia, rehabilitación y cuidados paliativos de pacientes que lo requieran.

De esta manera, si perteneces al campo de la salud y deseas utilizar la cannabis con uso de investigación medicinal puedes solicitar un permiso para su siembra y prescripción. Lo mismo ocurre con las farmacéuticas que deseen llevar a cabo investigaciones médicas. La instancia ante la que se debe presentar la documentación es la Cofepris.

Capacitación en personal médico sobre el tema

En ese sentido, es necesario recordar que a finales del año pasado la Secretaría de Salud (SSa) emitió el Reglamento para la Producción, Investigación y Uso Medicinal de la Cannabis. Además se prometió que habría una capacitación al personal de la salud que lo requiera para hacer una prescripción adecuada y así contribuir con la elaboración de leyes secundarias y guías clínicas.

En tanto que se dijo que uno de los retos era evitar que personas menores de 20 años tuvieran acceso a productos cannábicos porque su consumo se asocia con riesgos a futuro. Por tal motivo, a nivel nacional se generará una campaña masiva de psicoeducación, sensibilización y atención para proteger a las niñas y niños contra el consumo temprano y se brindará orientación a las y los usuarios.

Por lo pronto, se estima que antes de que concluya este 2021 se realice un nuevo debate en el Senado para decidir la despenalización de la cannabis en México. De ser así México podría convertirse en uno de los mercados más grandes del mundo. Mientras tanto, si te interesa conocer el nuevo reglamento recién publicado puedes revisarlo en el siguiente enlace.