Un paciente infantil de Tlahuelilpan fue enviado a Galveston, suman ya 3 niños en EUA

De acuerdo al último comunicado de la SSa, 95 personas han perdido la vida a raíz del incidente en Tlahuelilpan, otros 44 seguían bajo atención hospitalaria

0
114

El fin de semana pasado, se registró la explosión de un ducto de gasolina en Tlahuelilpan, Hidalgo. A raíz del incidente, casi un centenar de personas han fallecido. De hecho, de acuerdo con el último comunicado de la Secretaría de Salud federal (SSa), son 95 las víctimas mortales. De los sobrevivientes, 44 permanecen en hospitales. Incluido un niño que todavía lucha por su vida.

Un paciente infantil de 12 años fue trasladado al Hospital Shriners en Galveston, Texas. El niño estaba en el Centro Médico Nacional (CMN) 20 de noviembre. Su director, José Alfredo Merino Rajme, afirmó que en un inicio no se creía que esta víctima de Tlahuelilpan fuera un candidato. Pero, “ante la insistencia de los médicos” y las dependencias federales, “se logró el milagro”.

“No se den por vencidos” con el niño de Tlahuelilpan

Ante la difícil prognosis del joven paciente, Luis Ramírez Pineda, director del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), pidió a la gente del CMN no darse por vencidos. Merino Rajme señaló que a la 1 de la tarde del 23 de enero se comenzó el traslado del niño. El operativo se completó con ayuda de un helicóptero de la Secretaría de Marina. Rajme dijo que el niño de Tlahuelilpan estaba en Terapia Intensiva Pediátrica.

A las 3 de la mañana [del 23 de enero] llegaron los cirujanos. Le hicieron un procedimiento con carácter de urgente. Se llama fascioctomía y consiste en quitar presión de la piel. Así puede circular la sangre y la extremidad puede preservarse. Esta operación fue pieza clave para que [el niño de Tlahuelilpan] fuera candidato a la atención especializada de Galveston.

El director del CMN 20 de noviembre afirmó que en México se pueden tratar las heridas del niño. Apuntó que en el país hay especialistas muy capaces de tratar casos de quemados como los de Tlahuelilpan. Sin embargo, remarcó que en Galveston se tienen tecnologías como cultivos de piel. Así, se le podrían poner al paciente injertos hechos con sus propias células. Rajme recordó que, por estar estable para ser trasladado, no significa que ya no exista el riesgo de perder la vida.

Con este joven, ya son 3 los niños que se encuentran en este hospital de los Estados Unidos de América (EUA) por la explosión de Tlahuelilpan. Uno fue trasladado a Galveston la misma noche del incidente. Presentaba quemaduras en el 83 por ciento de su cuerpo. El otro paciente infantil posee lesiones en el 70 por ciento de la piel. Ambos se encuentran intubados y en estado crítico.

Taboola