Aunque ahora se vive el momento de mayor intensidad de la pandemia, también existen noticias que transmiten esperanza. En especial, el inicio de la aplicación masiva de la vacuna contra la Covid-19 ha sido descrito por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como “una luz al final del túnel”. No significa que ya todo esté resuelto porque las medidas preventivas y de higiene deben continuar de forma indeterminada.

De momento, la diseñada por Pfizer es la única que cuenta con autorización para su aplicación en algunos países. Pero detrás se encuentra la desarrollada por Moderna, la cual se convirtió en la segunda en concluir la etapa de ensayos clínicos de manera exitosa. En su momento mostró una eficacia del 94.1 por ciento con respecto a la generación de anticuerpos. Pero algo que resulta todavía más sorprendente es que la inmunización cuenta con una tasa de efectividad del 100 por ciento cuando se trata de casos graves de la enfermedad.

Pero ahora la vacuna de Moderna se encuentra en revisión por parte de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) para comenzar su aplicación inmediata en Estados Unidos. Como parte de este proceso se han hecho otros descubrimientos que la colocan como una opción inclusive mejor que la de Pfizer.

La mejor vacuna del mundo

Lo más importante es que se afirma que esta vacuna es capaz de prevenir algunas infecciones asintomáticas desde el momento que se aplica la primera dosis. De tal forma, sería la opción más avanzada en el mundo porque las demás en desarrollo no lo hacen.

Por lo anterior, se tiene planeado que este jueves se realice una reunión final de evaluación. En ese momento se va a contar con un veredicto final con respecto a si se aprueba la vacuna para su aplicación en Estados Unidos. En caso de ser así, las primeras dosis serían aplicadas inclusive antes de que concluya este 2020.

Precio elevado, su mayor inconveniente

Por otra parte, dentro de las opciones que se encuentran en análisis en nuestro país no figura la vacuna de Moderna. El principal inconveniente es porque se trata del insumo de su tipo más caro del mundo. Para tener una idea, una dosis cuesta alrededor de 750 pesos mexicanos, mientras que la de Pfizer tiene un valor final de 411 pesos. Mientras que la más barata hasta el momento es la de AstraZeneca/Universidad de Oxford porque costará 72 pesos.

Es principalmente por el aspecto económico que luce poco probable que la vacuna de Moderna llegue a México. De hecho, se contempla que sólo pueda ser ser accesible a los países más desarrollados que son los que cuentan con los recursos suficientes para su adquisición.