Aunque transcurren los días, la pandemia luce cada vez más peligrosa y complicada de controlar. En primer lugar se encuentran las estrategias que han adoptado la mayoría de los gobiernos, las cuales han sido erráticas en su mayoría. Por su parte, la ciudadanía misma no ha puesto de su parte para acatar las medidas básicas de protección. Como resultado, hasta este momento la Organización Mundial de la Salud (OMS) registra más de 88 millones de casos positivos y la cifra se mantiene en aumento. Mientras que el personal médico que labora en hospitales ya luce cansado y fastidiado por las jornadas a las que se enfrentan todos los días.

Virus mutan con facilidad

Sumado al escenario descrito, también se debe añadir que una característica de cualquier virus es su tendencia a la mutación. El caso del SARS-CoV-2 no es la excepción y desde el inicio de la pandemia se han identificado varias transformaciones. De ellas, una aparecida a finales del año pasado en el Reino Unido ha sido una de las más comentadas.

De acuerdo con análisis genómicos, la principal característica de esta nueva variante es su propagación mucho más elevada al virus convencional. Aunque no es más mortal, sí tiene una capacidad de transmisión hasta 70 por ciento mayor a otras cepas. Inclusive se menciona que sería una de las causas del aumento exponencial de casos que ha vivido la nación británica durante los últimos meses.

Por todo lo anterior, una duda constante es si realmente las vacunas ya disponibles y las que se encuentran en desarrollo pueden funcionar contra las nuevas mutaciones que han aparecido. Para responderla con claridad, Pfizer y BioNTech se unieron a la Universidad de Texas para realizar un ensayo y poner a prueba la inmunización de la farmacéutica.

Resultados favorables contra diversas mutaciones

A partir de extracciones de sangre de personas que ya han recibido la vacuna se puedo constatar que la vacuna funciona contra al menos 16 cepas distintas de coronavirus. Dentro de la lista se encuentra tanto la mutación inglesa como la recién surgida en Sudáfrica que también ha sido catalogada como altamente infecciosa.

De esta manera, Pfizer ha comunicado que su vacuna es una de las mejores opciones actuales por su alta eficacia y porque responde ante diferentes mutaciones del virus. De tal forma, va a continuar con su producción para contar con el mayor número de dosis disponibles para su envío inmediato durante lo que resta de este 2021.