4 estrategias simples para aumentar la educación de los pacientes

Si tus pacientes tienen deficiencias que afectan la capacidad de aprender, tendrás que encontrar diferentes formas de educarlos.

La información sobre salud puede resultar confusa incluso para quienes tienen habilidades de alfabetización avanzadas. Es fácil para el personal al cuidado de la salud olvidar que hablamos nuestro propio idioma y que los pacientes no siempre pueden entender fácilmente.

¿Malentendidos?

La mayoría de nosotros podemos recordar ocasiones en las que creímos que compartimos información con un paciente y un familiar o cuidador. Y asumimos que entendían nuestras instrucciones, solo para luego descubrir confusión o malentendidos.

Por lo tanto, a continuación te presentamos 4 estrategias simples para aumentar la educación del paciente, según el Institute for Healthcare Improvement.

Aprovecha la tecnología.

La tecnología está en todas partes hoy en día, así que úsela en beneficio de tu oficina. La tecnología ha hecho que los materiales educativos para pacientes sean mucho más comprensibles.

Los recursos educativos se pueden personalizar e imprimir para que los pacientes los lleven consigo. Solo asegúrate de que se aborden las necesidades individualizadas del paciente y de que comprendan los recursos que se le han proporcionado. Además de que tu equipo no se limite a entregar al paciente una pila de papeles para que los lea. Ve la manera de que alguien los esté revisando con los pacientes y que comprendan las instrucciones.

Estimula el interés del paciente.

Es esencial que los pacientes comprendan por qué tu atención y educación son importantes. Establece una buena relación y conócelos verdaderamente (a ellos y sus intereses). Haz y responde preguntas acerca de las inquietudes específicas de los pacientes. Utilice esta información para estimular sus intereses y facilitar la comprensión de la educación.

Considere las limitaciones y fortalezas del paciente.

Si tus pacientes tienen deficiencias que afectan la capacidad de aprender, tendrás que encontrar diferentes formas de educarlos. Por ejemplo, si tienen problemas de vista, necesitarán materiales con letras grandes. O si el paciente tiene problemas de audición, utiliza materiales visuales y métodos prácticos en lugar de la instrucción verbal. Haz que los pacientes siempre le expliquen lo que ha discutido con ellos. A menudo, los pacientes asienten con la cabeza o dicen que entienden lo que se les enseñas, incluso si no te han escuchado o entendido realmente.

Incluya miembros de la familia.

Involucrar a los miembros de la familia en la enseñanza del paciente es una de las mejores formas de mejorar la educación del paciente. En muchos casos, brindará la mayor parte de la instrucción a los miembros de la familia, ya que las familias desempeñan un papel crucial en la administración de la atención médica.

Enseñar a los pacientes y sus familias puede ser uno de los elementos más desafiantes, pero también gratificantes, de trabajar en un consultorio médico. La educación del paciente es fundamental para brindar una atención de alta calidad y establecer una relación sólida con el paciente. Asegura que tus pacientes estén informados sobre su atención. Lo cual ayudará a mantenerlos satisfechos, comprometidos, leales y, lo que es más importante, saludables.

Notas relacionadas:

5 consejos que puedes usar para hacer más felices a tus pacientes

6 consejos para mejorar tu búsqueda de empleo en el cuidado de la salud

3 consejos para mantener el equilibrio entre el trabajo médico y la vida personal

Consejos para que los médicos aborden las reseñas negativas en línea