A pesar de que en la actualidad se vive una pandemia por Covid-19 no significa que sea la única enfermedad de gravedad. De hecho hay otras que se han mantenido activas desde antes y cada año provocan millones de muertes. Dentro de la lista resalta la insuficiencia cardíaca y hoy representa uno de los retos en salud más importantes en México y el resto del mundo. Tan solo se estima que afecta a más de 37 millones de personas en el planeta y está relacionada con una mayor morbi-mortalidad de aquellos que la padecen, incluso con tasas más altas que algunos tipos de cáncer.

Un problema de alto impacto

A pesar de la existencia de avances importantes en su tratamiento y diagnóstico, la magnitud de la enfermedad y el impacto en la mortalidad y morbilidad sigue en aumento. Parte de esto se debe a la alta prevalencia de padecimientos precursores como la hipertensión, diabetes y obesidad. Aunque también existe otro inconveniente y es la falta de homologación en su atención por parte del personal médico.

De acuerdo con datos de la World Heart Federation, una de cada cinco personas padecerá Insuficiencia Cardíaca en algún punto de su vida. Además es la principal causa de hospitalización en personas mayores de 65 años, acaparando hasta el 70 por ciento del total del presupuesto destinado para la atención de esta enfermedad en los países occidentales.

Para mayor contexto, la insuficiencia cardíaca es un padecimiento cardiovascular que resulta de cualquier alteración, ya sea funcional o estructural, que afecte la capacidad de llenado o contracción del corazón. A nivel global, la Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que para 2030 más de 23 millones de personas perderán la vida por alguna enfermedad cardiovascular, principalmente por cardiopatías y accidentes cerebrovasculares.

Fomentar la educación médica

Ante este panorama y en un esfuerzo disruptivo se logró la unión de ocho compañías dedicadas a la salud para la realización de la Cumbre IC. El objetivo es mejorar la educación médica en el país en torno a la insuficiencia cardíaca para garantizar mejores desenlaces en los pacientes. Entre estas se encuentran seis farmacéuticas: Novartis, AstraZeneca, Roche, Bayer, Boehringer Ingelheim y Moksha8. Además también está General Electric, empresa especializada en equipos de diagnóstico y Medtronic, especializada en dispositivos médicos.

A raíz de la pandemia, en esta nueva era virtual, la saturación de iniciativas médicas incrementó y todas con un mismo propósito: beneficiar a los pacientes con insuficiencia cardíaca en el país. Por lo que estas ocho compañías se dieron a la tarea de crear un frente común para asegurar que los pacientes y médicos cuenten con una ruta homogénea y lograr un manejo óptimo del padecimiento a largo plazo.

La Cumbre IC está dirigida a médicos con interés en insuficiencia cardíaca. Como ponentes se contará con la participación de destacados especialistas, tanto de instituciones públicas como privadas de México y otros países. El enfoque de las mesas de discusión estará principalmente en la importancia de sospechar la enfermedad para favorecer el diagnóstico a tiempo y con ello evitar la progresión de la enfermedad, lo cual se ha demostrado puede tener un gran impacto en la calidad de vida de los pacientes.

El evento dará inicio el 31 de julio por medio de sesiones sabatinas cortas hasta el 20 de noviembre de 2021 donde se llevarán a cabo 11 mesas de discusión, con un total de 20 horas de contenido, la participación de 30 expositores invitados y 40 ponencias magistrales durante los ocho días en total que dura el evento.

Todos los médicos interesados deben ingresar en el siguiente enlace y ahí podrán reservar su lugar, conocer la agenda, voceros y detalles de este evento médico de alto nivel científico.