8 plantas medicinales que puedes cultivar en casa

De acuerdo con la Secretaría de Salud, el 90% de la población mexicana ha optado por alguna de las 4,500 plantas medicinales de México por lo menos una vez en su vida.

De acuerdo con la Secretaría de Salud, el 90% de la población mexicana ha optado por alguna de las 4,500 plantas medicinales de México por lo menos una vez en su vida, comenta Roberto Campos Navarro, académico de la Facultad de Medicina de la UNAM, y recuerda que nuestro país ocupa el segundo lugar mundial en este tipo de flora documentada.

Por lo tanto, aquí te contamos qué plantas medicinales puedes cultivar desde tu casa; evitando gastar tiempo y dinero en ir a comprarlas.

Usos de las plantas medicinales

Las plantas medicinales (o remedios herbales) son cualquier especie vegetal que contiene sustancias. Las cuales pueden ser empleadas para propósitos terapéuticos o cuyos principios activos pueden servir de precursores para la síntesis de nuevos fármacos.

Las personas la usan para aliviar síntomas, incrementar la energía, relajarse o conciliar el sueño, depende de su elección.

OCHO plantas medicinales que puedes cultivar en casa

1. Albahaca

La albahaca es aliada del estómago, con cierto poder reconstituyente. Para cultivarla en casa, solo necesitamos una maceta mediana que hay que llenar con un poco de tierra. Enterramos la semilla a la misma profundidad que su tamaño y lo cubrimos. Hay que dejar que le dé el sol de vez en cuando y regarla con cierta frecuencia.

2. Romero

Es un aliado de los trastornos gastrointestinales, las dolencias renales y el agotamiento nervioso, entre otras afecciones. Para su cultivo, necesita pleno sol o media sombra. No resiste muy bien el frío, así que hay que intensificar su cuidado durante el invierno. Tampoco tenemos que olvidar que hablamos de un arbusto, así que la maceta donde se plante tiene que ser amplia.

3. Orégano

Es una planta casi perfecta: se puede cultivar en terrazas y balcones y en poco espacio. Además, si la tenemos a mano, podremos aprovechar sus numerosas virtudes digestivas.

4. Tomillo

Podemos cultivarnos tanto en macetas como en jardineras. Para recogerlo, nos tenemos que fijar que esté en flor. El corte lo tenemos que hacer a dos dedos del suelo. El siguiente paso será atarlo en ramilletes y dejarlo secar en un sitio a media sombra.

5. Menta

Es una de las plantas más cultivadas en casa. Es muy fácil de tratar y no requiere de cuidados especiales, excepto un riego regular. Lo mejor es sembrarla en primavera. Se puede utilizar para aromatizar muchos platos y para preparar infusiones.

6. Aloe Vera

Es una planta que no puede faltar en ningún botiquín, ya que alivia cualquier quemadura y ayuda a eliminar cicatrices. Un plus: es muy sencillo cuidarlas. Basta con plantarlas en una maceta con buen drenaje y mantenerlas en un lugar con suficiente luz solar.

7. Árnica

Es un potente antiinflamatorio, muy útil para tratar inflamaciones causadas por picaduras de insectos, esguinces o hematomas. Basta con que la plantes en tierra arcillosa y en un lugar que le dé bastante luz. Sin embargo, debes recordar mantenerla fuera del alcance de niños y animales domésticos, puesto que es tóxica.

8. Manzanilla

El clásico en cualquier botiquín de la abuela, ya que es un remedio indispensable que ha pasado de generación en generación. Es beneficioso para casi cualquier tipo de malestar: sirve para el dolor de cabeza, malestar muscular o –el más común de todos– para curar la indigestión y cólicos. La infusión de manzanilla también es muy útil para tratar infecciones y resequedad en los ojos. Lo mejor de todo: Es fácil de cultivar y crece en cualquier tipo de suelo, así que ya no hay excusas para tener tu propia plantita.

Notas relacionadas:

¿Preocupado por el COVID prolongado? Estos son los síntomas para detectarlo

Ómicron puede proteger contra la variante Delta: estudio

Diabetes: los síntomas en la boca que puede indicar la enfermedad