¿Abrumado en la práctica médica? Siete consejos para manejarlo

Si estás un poco abrumado en el trabajo estos días, especialmente si tienes una práctica médica ocupada, no estás solo ¡PON EN PRÁCTICA ESTOS CONSEJOS!

La investigación muestra que el ochenta y tres por ciento de las personas sufren de estrés relacionado con el trabajo. Y eso fue antes de COVID. De hecho, más de la mitad de los médicos experimentan estrés durante el día, generalmente cuando ponen en acción su práctica médica.

Práctica médica ¿Qué causa el estrés?

Por lo tanto, si estás un poco abrumado en el trabajo estos días, especialmente si tienes una práctica médica ocupada, no estás solo. La mayoría de las personas experimentan estrés en la oficina debido a cosas como:

  1. Desorganización
  2. Conflicto
  3. Malestar físico
  4. Exceso de multitarea

Por lo tanto, a continuación te mostramos algunas formas de mantenerte calmado, productivo y en control dentro de tu práctica médica.

MANTÉN UNA ACTITUD POSITIVA.

Si bien algunos factores estresantes comunes están fuera de tu control, otros son totalmente manejables. No es un pequeño triunfo elevarse por encima del mar del caos de la oficina y mantener una actitud positiva mientras intentas mantener la cabeza fuera del agua.

Aprender a reconocer hábitos y patrones de pensamiento negativos y trabajar para detenerlos cuando sucedan. Es un buen inicio.

HAZ DE LA ORGANIZACIÓN UNA PRIORIDAD.

Si sentirse abrumado en el trabajo es el resultado de la desorganización, puedes hacer algo al respecto hoy. Empieza por organizar tu espacio de trabajo para sentirte más cómodo en tu entorno.

CREA UNA LISTA DE TAREAS PENDIENTES.

Crea una lista de tareas pendientes si tienes problemas para organizar, rastrear y priorizar las muchas tareas que tienes asignadas. Usa un bolígrafo y un cuaderno de moda o una aplicación en la computadora para enumerar todas tus tareas. Escribir los elementos de su lista de tareas te ayuda a recordar qué deberes debes terminar primero,

PRIORIZAR.

Considera la posibilidad de automatizar el trabajo pesado, incluidos recordatorios de citas, recordatorios de pacientes y formularios de admisión de pacientes.

Cuando no estás metido hasta las rodillas en tareas que requieren mucho tiempo, como hacer llamadas telefónicas o enviar correos electrónicos, puedes concentrarte en cosas más importantes, como mejorar la experiencia del paciente y hacer crecer su práctica a través de la educación del paciente.

PRÁCTICA EL ZEN.

Parece bastante simple, pero cuando estás en medio del caos de administrar una oficina ocupada, puedes olvidarte de concentrarte en respirar. Es posible que te sorprendas cuando después de tomar varias respiraciones lentas y profundas mientras cuentas hasta cinco y luego sueltes la respiración para el conteo exacto, te ayude a sentirte más tranquilo.

DEJE QUE LOS PACIENTES HAGAN PARTE DEL TRABAJO

Así es, ¡deja que los pacientes se programen ellos mismos! Si tu práctica aún no ofrece la programación de citas con el médico en línea, entonces no has delegado suficientes tareas repetitivas. Se necesitan ocho minutos o más para programar un paciente por teléfono. Pero solo uno o dos minutos para que un paciente solicite una cita conveniente en tu consultorio.

Y no te preocupes, ¡seguirás teniendo control total sobre el horario!

Notas relacionadas:

México, con mayor mortalidad de personal médico por COVID-19

Síndrome anal inquieto: complicación post-COVID que causa malestar

18 afecciones de salud que hacen más propenso a morir por COVID-19 después de…