ALERTA: La coagulación de la sangre puede estar detrás del síndrome de Covid prolongado

Los investigadores observaron que una mayor coagulación estaba directamente relacionada con otros síntomas del síndrome de COVID prolongado.

268

La nueva evidencia muestra que los pacientes con síndrome de COVID prolongado continúan teniendo medidas más altas de coagulación sanguínea. Lo que puede ayudar a explicar sus síntomas persistentes, como la reducción de la condición física y la fatiga.

SOBRE EL ESTUDIO:

El estudio, dirigido por investigadores de la Universidad de Medicina y Ciencias de la Salud RCSI, se publica en la revista Journal of Thrombosis and Haemostasis.

Trabajos anteriores del mismo grupo estudiaron la peligrosa coagulación observada en pacientes con COVID-19 agudo severo. Sin embargo, se sabe mucho menos sobre el síndrome de COVID prolongado. Donde los síntomas pueden durar semanas o meses después de que la infección inicial se haya resuelto y se estima que afecta a millones de personas en todo el mundo.

Los investigadores examinaron a 50 pacientes con síntomas del síndrome de COVID prolongado para comprender mejor si se trata de una coagulación sanguínea anormal.

 

RESULTADOS:

Descubrieron que los marcadores de coagulación estaban significativamente elevados en la sangre de los pacientes con síndrome de COVID prolongado en comparación con los controles sanos.

Estos marcadores de coagulación fueron más altos en pacientes que requirieron hospitalización con su infección inicial por COVID-19. Pero también encontraron que incluso aquellos que podían manejar su enfermedad en casa todavía tenían marcadores de coagulación altos persistentemente.

Mayor coagulación = síndrome de COVID prolongado

Los investigadores observaron que una mayor coagulación estaba directamente relacionada con otros síntomas del síndrome de COVID prolongado. Como la reducción de la condición física y la fatiga.

A pesar de que todos los marcadores de inflamación habían vuelto a niveles normales. Este aumento del potencial de coagulación todavía estaba presente en los pacientes con coronavirus prolongado.

“Debido a que los marcadores de coagulación estaban elevados mientras que los marcadores de inflamación habían vuelto a la normalidad. Nuestros resultados sugieren que el sistema de coagulación puede estar involucrado en la causa raíz del síndrome de COVID largo”. Así lo dijo la Dra. Helen Fogarty, autora principal del estudio, miembro de ICAT y estudiante de doctorado en el Centro Irlandés de Biología Vascular en la Escuela de Farmacia y Ciencias Biomoleculares RCSI.

El financiamiento del proyecto

Este trabajo fue financiado por el Welcome Trust, el programa de Formación Académica Clínica Irlandesa (ICAT) de la Junta de Investigación en Salud (HRB). Así como el Estudio de Vasculopatía COVID-19 Irlandés (ICVS) financiado por HRB.

El trabajo también fue apoyado por una subvención filantrópica de la Fundación 3M a la Universidad de Medicina y Ciencias de la Salud RCSI en apoyo de la investigación de COVID-19.

Lo imperativo de estudiar el COVID prolongado

“Comprender la causa raíz de una enfermedad es el primer paso hacia el desarrollo de tratamientos efectivos”.

Finalizó el profesor James O’Donnell, director del Centro Irlandés de Biología Vascular, RCSI y hematólogo consultor en el Centro Nacional de Coagulación en el Hospital St James, Dublín.

“Millones de personas ya están lidiando con los síntomas del síndrome de COVID prolongado, y más personas lo desarrollaran a medida que continúen ocurriendo infecciones entre los no vacunados. Es imperativo que continuemos estudiando esta afección y desarrollando tratamientos efectivos”.

Notas relacionadas:

Trastorno por consumo de cannabis: otro factor de riesgo de COVID-19

ESTUDIO: alimentos que pueden afectar los riesgos de COVID-19 en tus pacientes

PELIGRO LATENTE ¿Por qué no se deben mezclar dos vacunas COVID-19?