ESTUDIO: alimentos que pueden afectar los riesgos de COVID-19 en tus pacientes

Se encontró que las carnes procesadas como los perros calientes y los embutidos estaban relacionados con un mayor riesgo de COVID-19.

576

No importa cuán severamente haya afectado el COVID-19 la salud y el estilo de vida. Ya que seguramente como profesionales de la salud, nos ha hecho más conscientes de las necesidades del cuerpo y de la dieta que mejor aborda los riesgos de infección en los pacientes.

El papel de la dieta en la lucha contra el COVID-19

Si bien las vacunas, los tratamientos COVID y el comportamiento apropiado de COVID juegan un papel importante en la reducción de los riesgos de infección. La dieta juega un papel igualmente crucial en la lucha contra el virus SARs-COV-2.

Por lo tanto, prescribir alimentos saludables y nutritivos no sólo ayuda a aliviar los síntomas de COVID, sino que también revive la energía y se encarga de la fatiga posterior al COVID en tus pacientes.

¿Más allá de los alimentos?

Además de los alimentos que se consumen, mantenerse hidratado y dormir lo suficiente son otras opciones de estilo de vida que pueden tomar los pacientes para combatir el COVID-19.

Llevar un estilo de vida poco saludable tiene un impacto negativo en la salud física y mental. Comer alimentos poco saludables, beber menos agua, llevar una vida estresante, todo puede contribuir a una vida insalubre. Puede aumentar el riesgo de aumentar de peso innecesariamente, que es otro factor de riesgo del coronavirus.

¿Pueden ciertos alimentos afectar el riesgo de infección en los pacientes? ¿Qué dice el estudio?

Según investigadores de la Universidad Northwestern en Chicago, el café, la leche materna y la col rizada tienen el potencial de reducir los factores de riesgo de COVID-19.

El equipo de expertos utilizó datos del Biobanco del Reino Unido para estudiar el vínculo entre los comportamientos alimentarios de 2006 a 2010. Y los casos de COVID-19 de marzo a noviembre de 2020 en las mismas personas.

SOBRE EL ESTUDIO

El estudio analizó los datos de 38.000 personas que se habían hecho la prueba, de las cuales el 17 por ciento dio positivo por el virus. Se encontró que ciertos alimentos afectan el sistema inmunológico de las personas involucradas en el estudio.

De los muchos alimentos incluidos en el estudio, el café, las verduras y la leche materna redujeron el riesgo de COVID-19 en un 10 por ciento. Mientras que los alimentos como el té, las frutas y las carnes rojas no marcaron una diferencia significativa.

Alimentos asociados con mayor riesgo de infección

En el estudio, se encontró que las carnes procesadas como los perros calientes y los embutidos estaban relacionados con un mayor riesgo de infección. Según los investigadores, incluso la mitad de una porción diaria de carne procesada puede aumentar el riesgo de COVID-19 en un 10 por ciento.

Los alimentos procesados ​​están y se han incluido entre algunos de los alimentos menos saludables. Además de conducir a un aumento de peso, también puede hacer que los pacientes sean propensos a enfermedades crónicas. Los alimentos grasos, fritos y poco saludables a menudo están relacionados con complicaciones cardiovasculares.

El vínculo entre la nutrición y COVID-19

El virus de la COVID-19, como todos sabemos, es una enfermedad respiratoria que provoca inflamación en todas las partes del cuerpo con el tiempo. Según los investigadores, si bien no ha habido revelaciones sobre cómo ciertos alimentos afectan los riesgos de COVID-19, se cree que el vínculo entre la nutrición y el COVID-19 tiene más que ver con la inflamación que con un ingrediente alimentario.

Notas relacionadas:

¿Es seguro hacer ejercicio después de la vacuna COVID-19?

OJO: OMS se opone a que vacuna contra COVID sea obligatoria

ESTUDIO: Controlar el asma puede reducir la gravedad de COVID