Aunque transcurren los días, la pandemia no muestra señales de disminución en gran parte de los países. Mientras algunas naciones de Asía y Europa habían logrado cierta estabilidad hasta conseguir números mínimos, durante las últimas semanas se han presentado peligrosos rebrotes. Inclusive la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha señalado que ahora se presentan hasta el triple de contagios que en el momento más intenso de la primera ola.

Por su parte, América vive un panorama similar aunque de cierta forma nunca se ha conseguido un control real del problema. En el caso de México, durante meses se mantuvo una tendencia a la alza que inclusive provocó la saturación de algunas unidades médicas en el país. Fue hasta hace poco que se consiguió un relativo control de la situación.

Pero después de que la Secretaría de Salud (SSa) indicó que durante las últimas diez semanas habían disminuido las hospitalizaciones, el problema está de regreso. Primero fue Ruy López Ridaura, director general del Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades (Cenaprece), quien advirtió del peligro inminente de un rebrote al que está expuesto México. De hecho, mencionó que son ocho los estados del país en los que se había detectado una tendencia a la alza.

A su vez, el subsecretario de Salud, Dr. Hugo López-Gatell, hizo responsables a los gobiernos estatales de la situación. Mencionó que existen indicios de rebrote en algunas partes del país y adelantó que de continuar podrían hacerse evidentes durante la semana.

“No hay rebrotes en México”

Pese a todo lo anterior, durante la conferencia matutina del día, el presidente Andrés Manuel López Obrador, contradijo a ambo funcionarios. Rechazó que existan indicios de rebrotes en el país y aclaró que el número de muertes por esta nueva enfermedad van a la baja en la mayoría del territorio nacional.

Señaló que aunque la ocupación hospitalaria sí ha mostrado un ligero aumento en algunos estados, la estadística más importante es la de mortalidad. Con eso en mente, los decesos cada vez son menos en todo el territorio nacional, por lo que aseguró que se conseguido contener el problema.

Chiapas podría avanzar y la CDMX retroceder

Agregó que en al menos 20 entidades persiste una disminución notoria de casos. De hecho, adelantó que Chiapas podría avanzar al color verde en el semáforo epidemiológico debido a la buena respuesta que ha tenido. Con esto, todas las actividades serían reabiertas aunque con ciertas medidas restrictivas. De momento sólo Campeche ha conseguido regresar a una relativa normalidad.

Por otra parte, la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, señaló que en la capital también se ha registrado un aumento en hospitalizaciones durante la última semana. Por lo tanto, expuso que inclusive podría existir un retroceso en el semáforo epidemiólogico. El anuncio definitivo será dado a conocer este viernes pero no descartó que se tengan que restringir algunas actividades como en el pasado.