El pasado 24 de enero te informamos que el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) dio positivo a Covid-19. Desde entonces permaneció en resguardo como lo indica el protocolo médico. Y después de dos semanas por fin reapareció al frente de la conferencia matutina. Ya se encuentra recuperado y dispuesto a retomar sus actividades cotidianas. En primer lugar agradeció a todos los mexicanos que se preocuparon por él y le desearon una pronta recuperación.

AMLO está sano y sin secuelas

Con respecto a su condición, afirmó que se siente bien y no sufre de secuelas mayores o de preocupación. Además agregó que los únicos síntomas que presentó cuando estuvo enfermo fueron fiebre y dolor en el cuerpo. Aunque con el pasar de los días ambas molestias desaparecieron.

Ahora bien, lo primero que llamó la atención de su regreso al encuentro con los medios de comunicación es que mantiene su negativa al cubrebocas. Subió al templete de Palacio Nacional sin protección en el rostro como lo ha hecho desde el inicio de la pandemia.

“El uso de cubrebocas no será obligatorio en México”

Sumado a lo anterior, AMLO reafirmó su posición en contra de hacer obligatorio el uso del cubrebocas en México. Todo a partir de la reciente propuesta de la clase política de oposición para que se implemente esta medida en todo el territorio nacional. A la fecha sólo se ha autorizado en algunas entidades pero no hay una ley federal que la respalde.

En este caso el mandatario señaló que aunque la máxima recomendación es el uso de mascarilla, a nadie se le puede obligar a utilizarla. De igual forma, se pronunció en contra de las sanciones propuestas para quienes sean sorprendidos sin cubrebocas en la vía pública. De momento se ha propuesto imponer una multa de hasta dos mil pesos o un arresto de 25 a 36 horas a quienes no acaten esta medida.

En ese sentido, AMLO reafirmó que su gobierno está en contra de las prohibiciones y en favor de la libertad. Además recalcó que él mismo no utilizará cubrebocas en las conferencias matutinas ni en los actos públicos que encabece. Expuso que mantener una distancia de al menos metro y medio con respecto a otras personas es suficiente para mantenerse protegido.

Por otra parte, sus palabras contradicen las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS). En diversas ocasiones se ha hecho énfasis en la importancia que tienen los líderes políticos en la ciudadanía. Cuando un político dice una cosa y hace otra provoca una confusión en sus simpatizantes. Eso conduce a la desobediencia de las indicaciones generales.

De igual forma, en diversas ocasiones se ha señalado que el cubrebocas no evita las infecciones pero sí reduce la probabilidad de contagio hasta en un 40 por ciento. Mientras que si todas las personas reunidas en un mismo espacio llevan la protección en el rostro el riesgo es menor.

Por su parte, la opinión de AMLO se suma a otras como la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, y la secretario de Gobernació, Olga Sánchez Cordero, quienes también están en contra de hacer obligatorio el uso del cubrebocas.

Y en tu caso como profesional de la salud, ¿crees que México debería sancionar a quienes no utilicen cubrebocas o no es necesario?