Ante la ausencia de médicos mujeres indígenas construyen la “Casita de Salud”

Ante la ausencia de médicos y medicamentos, mujeres indígenas iniciaron la construcción de la “Casita de Salud” y atienden con herbolaria

  • Ante la ausencia de médicos y medicamentos, mujeres indígenas iniciaron la construcción de la “Casita de Salud”.
  • Un espacio donde atenderán las enfermedades de las familias con medicina alternativa y herbolaria.
  • Expresaron que las carencias y necesidades en la zona serrana son muchas, pero la voluntad de ellas es aún mayor.

 

Ante la ausencia de médicos y medicamentos, mujeres indígenas iniciaron la construcción de la “Casita de Salud”, en la comunidad de Moxala, donde atenderán las enfermedades de las familias, con medicina alternativa, señaló Jairo Guarneros Sosa, integrante del Colectivo Feminista “Cihuatlahtolli”, de Orizaba.

“La herbolaria, conocida como medicina alternativa, es una tradición médica muy antigua, basada en el uso de plantas y hiervas para prevenir y curar enfermedades. Las indígenas náhuatl han sido las protagonistas de esta práctica, que se ha constituido como un método altamente efectivo y practicado durante miles de años”, añadió.

Expresaron que las carencias y necesidades en la zona serrana por la ausencia de médicos son muchas, pero la voluntad de ellas es aún mayor. Además, los porbladores expresaron que la humildad de ellas es grande para aceptar y escuchar de alguien que no es de la comunidad, pláticas sobre las plantas y los beneficios para la salud, además de la forma de hacer preparados medicinales con ellas.

Las mujeres indígenas, manifestaron que sueñan e inician la construcción de la “Casita de salud”, espacio dedicado a la herbolaria, donde cultivaron plantas que en la zona no hay. Lo importante para ellas es ofrecer a las familias una alternativa, tanto de medicamentos atención a la salud porque médicos ahí no existen”.

La vigencia de la herbolaria

Algo que no se puede negar es que las plantas contienen propiedades curativas. Mediante el estudio se ha podido comprobar que funcionan contra ciertas enfermedades. Pero el problema inicia cuando se quieren utilizar sin un sustento científico o contra problemas mortales. Mientras que pueden servir contra un resfriado o un dolor de cabeza, resulta insulso utilizarlas contra el cáncer.

Sin embargo, a falta de médicos en las zonas índigenas o rurales del país, muchos poblados han optado por la herbolaria.

Cabe mencionar que el 90 por ciento de la población mexicana ha usado o usa alguna planta medicinal, sin embargo, sólo el 5.0 por ciento de las especies cuenta con estudios científicos, por lo que muchas se usan, pero se desconoce si en realidad sirven para determinado fin.

Nuestro país tiene una amplia riqueza florística y ocupa el segundo lugar mundial en el registro de plantas de uso medicinal, después de China

¿Los médicos no saben cómo aprovecharla la herbolaria?

De acuerdo con datos de la Secretaría de Salud, 4 de cada 10 mexicanos en las zonas urbanas y 8 de cada 10 en las rurales, hacen uso de las medicinas tradicionales, alternativas y complementarias.

Sin embargo, su uso no es del conocimiento de los médicos que practican la llamada medicina convencional o alópata y simplemente la descartan, lo que es un gran desperdicio ya que México es uno de los países a nivel mundial más ricos en herbolaria, tanto en variedad de plantas medicinales como en conocimiento ancestral comenta el Dr. Salvador Almada López, miembro del Comité Técnico Médico de la Federación Nacional de la Industria de Herbolaria y Medicina Alternativa, Tradicional y Naturista (FNIHMATN).

“Las medicinas tradicionales, alterativas y complementarias, en especial la herbolaria, son utilizadas con éxito por la población para complementar los tratamientos convencionales o en muchos casos como único remedio para curar sus padecimientos”, asegura Almada.
“Esto se debe -agrega- al bajo costo de los medicamentos y tratamientos de este tipo, a la facilidad de su uso y adquisición así como a su aceptación cultural pues son parte de los usos y costumbres del pueblo mexicano”.

Por su arraigo cultural y su eficacia comprobada a lo largo de los siglos, la herbolaria debería de tener una especial relevancia en nuestro país. México es uno de los países con mayor riqueza herbolaria; se dice que contamos con unas 5000 plantas medicinales pero sólo han sido investigadas alrededor de 100.

“Los programas de estudio de las carreras de medicina no incluye el uso de las plantas medicinales por lo que el gremio médico no conoce su aplicación por lo cual quedan relegadas a un papel secundario, sin darle el debido manejo o interacción dejando afuera un importante legado cultura y de salud, lo que es un gran desperdicio”.

En contraste, en algunos hospitales públicos de Alemania, Francia, Inglaterra y Suiza, el paciente decide, con que terapéutica se quiere tratar, con medicina alópata o terapias complementarias. Aquí simplemente no existe esa opción porque la medicina natural está fuera del servicio nacional de salud.

Notas relacionadas:

¿Por qué queremos ser especialistas? Porque la gente denigra al médico general

El síndrome de Barbie y Ken: moda que inicia en el cirujano y termina…

Moderna, la marca que busca la inclusión del lenguaje de señas