Aspectos que NUNCA debes descuidar durante el examen físico médico

Las habilidades deficientes para el examen físico son una amenaza notable para la seguridad del paciente, ya que pueden conducir a diagnósticos incorrectos o erróneos.

Varios estudios recientes han descrito un deterioro en las habilidades de examen físico entre los médicos modernos. Las razones hipotéticas de este cambio son las mejoras en la tecnología y las limitaciones de tiempo.

Es necesario que NUNCA descuides estos aspectos durante el examen físico

Las habilidades deficientes para el examen físico son una amenaza notable para la seguridad del paciente, ya que pueden conducir a diagnósticos incorrectos o erróneos. Lo que provoca retrasos en la implementación oportuna de tratamientos que salvan vidas.

Por lo tanto, además de realizarlo de manera obligatoria en todos los pacientes. Es necesario que NUNCA descuides estos aspectos durante el examen físico.

La primera parte de cualquier examen es observar. Aprende a observar. Mira antes de tocar o sentir cualquier parte de la piel. El examen del sistema cardiovascular o respiratorio no comienza con el estetoscopio.

Puedes obtener información valiosa del aspecto del rostro de una persona, la coloración de la piel. Así como de su forma de andar, el apretón de manos y la higiene personal (reflejo de los antecedentes físicos, psicológicos y sociales).

¿Qué más hay que tomar en cuenta?

Ten cuidado con el pudor de la gente.

Más allá de la confianza que tengas con ciertos pacientes, este es un punto que no debes descuidar jamás. Por lo tanto, en tu consultorio siempre debes tener una zona destinada únicamente para que tu paciente se despoje y se ponga su ropa en caso de que el examen físico así lo requiera.

Coloca un biombo para aislar esta zona. Al momento de realizar el examen, debes saber que existe un límite entre revisar profesionalmente el cuerpo de tu paciente para detectar una afección y el respeto de su pudor. Haz esto proporcionándole una bata a tu paciente y revisando su cuerpo por partes.

Si eres un médico varón y debes revisar a una mujer, es conveniente que una enfermera esté presente para hacer la paciente se sienta en confianza y cómoda. Principalmente sí se trata de un examen de mamas o ginecológico.

Sé cuidadoso.

Lo último que desea tu paciente es sentir más dolor o molestias a causa de su enfermedad. Así que al momento de revisar, (al palpar, por ejemplo) procura ser muy cuidadoso para no causar más dolores.

No olvides tener todo lo necesario antes de realizar el examen físico. Para que la revisión sea exitosa procura tener los siguientes accesorios a la mano:

  1. Camilla
  2. Estetoscopio
  3. Baumanómetro
  4. Báscula
  5. Abatelenguas
  6. Algodón
  7. Guantes de látex, entre otros artículos

Nunca olvides estos consejos y permite que la gente hable bien de ti.

Notas relacionadas:

La fibrosis quística forma parte de la lista de enfermedades raras reconocidas en México

Consumo de zinc, vitaminas C y D NO disminuye mortalidad por COVID

¿Qué es el efluvio telógeno, la nueva consecuencia de Ómicron?