Cáncer de ovario: Síntomas, incidencia y tasa de mortalidad

El cáncer de ovario es hasta 3 veces más letal que el de mama y el motivo es porque sus síntomas se confunden con otras enfermedades.

  • A nivel mundial se detectan hasta 240 mil nuevos casos cada año.
  • Entre 70 y 80 por ciento de los casos se diagnostican en etapas avanzadas, lo que disminuye las probabilidades de curación.
  • El cáncer de ovario es tres veces más letal que el de mama.

Existen enfermedades de las que muchas veces no se habla a pesar de su elevada peligrosidad. Tal es el caso del cáncer de ovario porque a la fecha muchas mujeres desconocen sus síntomas y señales de alerta. Como consecuencia, en muchas ocasiones el tumor es detectado en sus etapas más avanzadas y eso complica la curación.

Primeros síntomas de las mujeres con cáncer de ovario

En ese sentido, el 70 por ciento de los casos de cáncer de ovario se diagnostica en etapas avanzadas. Además de la falta de conocimiento también influye que las primeras molestias que genera son distensión abdominal, dolor pélvico, urgencia urinaria, náuseas y vómito. Todas se suelen confundir con otros padecimientos, advirtió la ginecóloga oncóloga adscrita al servicio de Oncología del Instituto Nacional de Perinatología (Inper), Ana Cristina Arteaga Gómez.

En cambio, en gestantes entre 70 y 80 por ciento de los casos se diagnostica en etapa inicial, debido a que por lo general se realiza ultrasonido para el control del embarazo y esto permite la detección oportuna del tumor.

En el país se registran cerca de cinco mil casos anuales de esta enfermedad oncológica que es tres veces más letal que el cáncer de mama.

Con motivo del Día Mundial del Cáncer de Ovario que se conmemora cada 8 de mayo, la oncóloga del Inper dijo que este tipo de cáncer se presenta entre los 30 y 60 años de edad. Además es la tercera causa de mortalidad por neoplasia en las mujeres mexicanas.

Atención en el consultorio

Al momento de iniciar la etapa de diagnóstico se debe preguntar a la paciente sobre los posibles factores de riesgo. Eso incluye sus antecedentes familiares y síntomas que generen la sospecha. Inicialmente los estudios de análisis de sangre son fundamentales para asegurarse que el paciente tenga suficientes glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas.

Si hay una masa pélvica es necesario que ordenes una ecografía e imágenes complementarias de tomografía y resonancia magnética. De esta forma vas a identificar si el tumor está creciendo hacia las estructuras cercanas y para hacer una biopsia de una metástasis sospechosa. También ayuda para identificar si el cáncer de ovario se ha propagado por otras zonas.

Ante la presencia de los síntomas de forma recurrente sin causa aparente, es indispensable acudir con la o el especialista en ginecología porque puede tratarse de cáncer de ovario. La detección oportuna del cáncer de ovario evita que haga metástasis a otros órganos como la pelvis y abdomen, debido a que las células cancerosas tienen la capacidad de viajar a través del torrente sanguíneo.

Las principales causas de esta neoplasia son la inflamación crónica del ovario en cada ciclo menstrual, inicio de la menstruación a temprana edad, menopausia tardía y antecedentes de infertilidad.

Por ser un centro nacional de referencia para la atención de pacientes con cáncer de ovario durante el embarazo, en los últimos cinco años el Inper ha atendido a 25 mujeres, con seguimiento interdisciplinario e individualizado tanto de ella como de su hija o hijo y durante los primeros cinco años a partir de la eliminación del tumor. El tratamiento en etapa inicial e intermedia ofrece la oportunidad de preservar la fertilidad, no así en fase avanzada.

Consejos para evitar riesgos

En el Día Mundial del Cáncer de Ovario se invita a las mujeres mayores de 45 años a realizarse un chequeo ginecológico una vez al año, mejorar sus estilos de vida con una dieta nutritiva, realizar actividad física regular y eliminar el consumo de tabaco.

Visto a nivel global, cada año se detectan alrededor de 240 mil nuevos casos. De esa cifra se estima que 125 mil mujeres fallecen a causa de esta patología. Pese a no ser uno de los tumores más frecuentes sí es considerado uno de los más críticos en el ámbito ginecológico.