Cada vez está más cercana la temporada de las fiestas navideñas y se puede apreciar en las decoraciones de inmuebles. De manera tradicional es una fecha en la que se acostumbra salir de vacaciones o simplemente permanecer en familia. Al igual que el año pasado ahora será distinto por la pandemia que se vive. La principal recomendación que puedes hacer a tus pacientes es que eviten reuniones masivas por su propia seguridad. Aunque si tienes pacientes con diabetes entonces es fundamental que les transmitas la siguiente información.

De acuerdo con el Dr. Mike Alonso Vivas, Director Médico para Novo Nordisk México, lo primero es poner atención en la parte de la comida. No importa si una persona sale o si permanece en su hogar porque debe cuidar su alimentación.

Lo que sí se puede comer y beber

En este caso, señala que es importante comer despacio y disfrutar de los deliciosos alimentos que se comen una sola vez al año. Por lo mismo, el tamaño de la porción es algo en lo que se debe hacer hincapié. La cantidad de la comida debe ser la misma que la que se ingiere el resto del año y nunca sobrepasar las cantidades.

El especialista menciona que para las fiestas navideñas las personas que viven con diabetes pueden consumir entradas como mariscos, sopas y ensaladas que pueden incluir frutos secos, sin que contengan masa o pan. Como plato principal se puede disfrutar de asados de carne o pescado, de preferencia sin pasta, arroz o papa. Además es básico que el platillo se acompañe con una ensalada de verduras. En caso de consumir pan debe ser integral.

Con respecto a los postres, son recomendables las preparaciones caseras con bajo contenido de azúcar, como helado de limón u otros especiales como manzanas al horno, por ejemplo.

Monitoreo constante de los niveles de azúcar 

Otro consejo es que no por ser una temporada vacacional se debe olvidar el glucómetro. Durante estos días así como el resto del año se debe medir la glucosa con frecuencia y hacer los ajustes de insulina que haya recomendado el médico de cabecera.

Como las bebidas alcohólicas generan muchas calorías. En caso de consumir alguna debe ser con estricta moderación. Para las mujeres, es aconsejable que tome sólo una copa de bebida y en los hombres dos copas como máximo. Aunque lo ideal es evitar el consumo de bebidas como vinos o licores dulces, jugos o mezclas para bebidas como margaritas, ya que tienen un alto contenido de calorías.

Recuerda a tus pacientes que existe el riesgo de hipoglucemia tardía, que puede aparecer hasta 36 horas después de haber bebido y ser moderada o grave en personas que han comido poco o nada. Además, la ingesta de alcohol entorpece la percepción de hipoglucemia, dado el mareo que puede producir, lo que es más riesgoso.

Hacer ejercicio todos los días

La actividad física desempeña un papel crucial para controlar la diabetes y el peso, sobre todo en navidad y la temporada de fin de año. Lo ideal es hacer una rutina de ejercicios de manera habitual y no abandonarla.

Puedes indicar a tus pacientes que vivir con diabetes no es una limitante para gozar las fiestas navideñas. Es importante la convivencia por sus beneficios para la salud mental pero no se puede caer en el error de cometer descuidos que pueden resultar catastróficos.