Consejos para equilibrar las creencias personales dentro de la práctica médica

Los médicos pueden ejercer la medicina de acuerdo con sus creencias, siempre que actúen de acuerdo con la legislación pertinente.

Sabemos que las creencias personales y las prácticas culturales son fundamentales para la vida de los médicos y los pacientes. Eso, y que todos los médicos tienen valores personales que afectan su práctica diaria.

Guía para equilibrar las creencias en la práctica médica

Por lo tanto, a continuación proyectamos una guía para equilibrar de la mejorar manera las creencias personales dentro de la práctica médica.

Los médicos pueden ejercer la medicina de acuerdo con sus creencias, siempre que actúen de acuerdo con la legislación pertinente:

  1. No tratar a los pacientes injustamente
  2. No negar a los pacientes el acceso a tratamientos o servicios médicos adecuados.
  3. No causar angustia a los pacientes.
  4. Brindar servicios médicos.

¿Qué SÍ puedo hacer?

Puede optar por no proporcionar un procedimiento en particular debido a sus creencias y valores personales. Siempre que esto no dé lugar a una discriminación directa o indirecta o al acoso de pacientes individuales o grupos.

Si, habiendo tenido en cuenta sus obligaciones legales y éticas, desea ejercer una objeción de conciencia a determinados servicios o procedimientos. Debe hacer todo lo posible para asegurarse de que los pacientes que puedan consultarlo conozcan su objeción de antemano. Puede hacer esto asegurándose de que cualquier material impreso sobre su práctica y los servicios que brinda explique si hay algún servicio que normalmente no brindará debido a una objeción de conciencia.

Hay que ser abierto

También debe ser abierto con empleadores, socios o colegas sobre su objeción de conciencia. Debe explorar con ellos cómo puede practicar de acuerdo con sus creencias sin comprometer la atención al paciente y sin sobrecargar a sus colegas.

Los pacientes tienen derecho a recibir información sobre su enfermedad y las opciones que se les ofrecen. Si tiene una objeción de conciencia a un tratamiento o procedimiento que pueda ser clínicamente apropiado para el paciente, debe hacer lo siguiente.

Pasos:

Dígale al paciente porque no le proporciona el tratamiento o procedimiento en particular, teniendo cuidado de no causarle angustia. Es posible que desee mencionar el motivo de su objeción, pero debe tener cuidado de no dar a entender ningún juicio del paciente.

Dígale al paciente que tiene derecho a discutir su condición y las opciones de tratamiento (incluida la opción a la que se opone) con otro médico que no tenga la misma objeción que usted y que pueda asesorarlo sobre el tratamiento o procedimiento al que se opone.

Asegúrese de que el paciente tenga suficiente información para concertar una cita con otro médico que no tenga la misma objeción que tú.

Hay que analizar las objeciones

Por último, no es necesario que finalice una consulta con su paciente porque tenga una objeción a un tratamiento o procedimiento que pueda ser apropiado para él. Sin embargo, si siente (o el paciente siente) que su objeción de conciencia le impide realizar una evaluación objetiva, debe sugerir nuevamente que el paciente busque consejo y tratamiento en otro lugar.

No debe obstaculizar el acceso de los pacientes a los servicios ni dejarlos sin un lugar adonde acudir.

Cualesquiera que sean sus creencias personales sobre el procedimiento en cuestión, debe respetar la dignidad y las opiniones del paciente.

Notas relacionadas:

¿Por qué se necesitan refuerzos o dosis extra de la vacuna contra la COVID-19?

Todo lo que sabemos sobre la rara infección por hongos que ataca a pacientes…

Sufrir de COVID-19 aumenta el riesgo de padecer estas enfermedades