La oferta de vacunas contra la Covid-19 cada vez es más extensa. Hasta son poco más de una docena las que han superado todos los ensayos clínicos y ya se aplican en el mundo. Además hay más de un centenar de opciones en distintas etapas de desarrollo. Algunas apenas están en la fase preclínica y otras ya se encuentran en la antesala para iniciar su distribución masiva. En tanto que una de las más recientes en completar todas las etapas ha sido la de Johnson & Johnson pero ha enfrentado diversos problemas.

Ahora bien, a pesar de la urgencia por contar con la mayor cantidad de insumos posible también se debe contemplar que la prioridad siempre es la seguridad de las personas. Por lo tanto, se debe respetar el protocolo internacional para garantizar que las inmunizaciones funcionan de forma correcta y no causan efectos adversos de gravedad.

¿Hay riesgo de coágulos en la sangre?

El inconveniente con la desarrollada por Johnson & Johnson es que después de que comenzó su aplicación a gran escala se han identificado severos inconvenientes. Todo empezó cuando varias personas en Estados Unidos desarrollaron reacciones adversas graves. Con base en lo documentado, todas las personas afectadas fueron mujeres de entre 18 y 48 años. Mientras que los síntomas ocurrieron de 6 a 13 días después de la recibir la inoculación. Al final se confirmó que todos los casos desembocaron en coágulos en la sangre.

A raíz de lo anterior la Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA) y los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) sostuvieron una reunión de emergencia. La conclusión es que se tenía que suspender de inmediato la aplicación de esta vacuna.

Después de una semana se determinó que podía continuar la campaña de vacunación en Estados Unidos pero en otras partes del mundo se ha generado una mala impresión de la inmunización. Por su parte, la Agencia Europea del Medicamento (EMA) señaló que sí había un vínculo entre la inoculación de la farmacéutica y el desarrollo de coágulos sanguíneos aunque la probabilidad es mínima. Al final dijo que los beneficios superan a los posibles riesgos así que recomendó continuar con su aplicación.

Empiezan los problemas para la vacuna de Johnson & Johnson

Mientras que pese a todo lo anterior Dinamarca anunció el día de hoy que suspende de forma total la aplicación de la vacuna de Johnson & Johnson. Con esto se convierte en el primer país del mundo en tomar una determinación de este tipo.

A decir de las autoridades de esa nación, después de un análisis no se comprobó que los beneficios fueran mayores a los posibles riesgos. Por tal motivo y con la intensión de proteger a sus ciudadanos se optó por restringir la inmunización.

Por otra parte, Dinamarca también es el único país del mundo que ha rechazado dos vacunas contra la Covid-19. Apenas en marzo pasado dio a conocer que se dejaría de aplicar la desarrollada por AstraZeneca por el mismo motivo de la formación de coágulos en la sangre.