La vacuna de Johnson & Johnson contra la Covid-19 se convirtió en la séptima opción en ser aprobada por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) para su uso de emergencia en México. Aunque todavía no se han adquirido insumos ya se confirmó que un millón de dosis donadas por el gobierno de Estados Unidos serán aplicadas en Baja California. Inclusive ya está habilitado el registro para todos los adultos de 18 a 39 años de edad.

En ese sentido, una de las características principales de este biológico es que solo requiere la aplicación de una dosis y no dos como la mayoría de las demás opciones. En tanto que las investigaciones han mostrado que a partir del día 14 de la inmunización las personas comienzan a generar anticuerpos.

Mientras que de acuerdo con los resultados del ensayo clínico fase 3 en el que participaron 44 mil voluntarios de diversos países se obtuvo que tiene una eficacia global del 66 por ciento en la prevención de la Covid-19. Mientras que tiene un 85 por ciento con respecto a evitar complicaciones y hospitalizaciones.

Principales molestias que provoca

Ahora bien, aunque el 66 por ciento se refiere al resultado de todos los participantes, al hacer una segmentación por la nacionalidad de las personas existen pequeñas diferencias. En personas de Estados Unidos brinda un nivel de protección del 72 por ciento. Mientras que en los pacientes de América Latina fue del 66 por ciento y en los de Sudáfrica del 57 por ciento.

Por otra parte, también es necesario contemplar que al igual que otras inmunizaciones, la desarrollada por Johnson & Johnson está asociada con algunas molestias y efectos secundarios. Sobre este tema, en Estados Unidos se realizó el ensayo Study 3001 en donde se describen todos los presentados.

En primera instancia se observa que las fueron menos frecuentes en las personas mayores de 60 años de edad que en los jóvenes. En el grupo comprendido entre los 18-59 años el 58.6 por ciento experimentó dolor en la zona de la inyección. En cambio, en los adultos mayores la molestia ocurrió en el 33.3 por ciento. Lo que no cambia es que en ambos sectores el tiempo promedio de duración del dolor es de dos días y después desaparece.

Otra molestia ocasionada por la vacuna fue eritema. En el grupo de voluntarios de mayores de 60 años ocurrió en el 4.6 por ciento de las personas. Mientras que en los que cuentan con edades de 18 a 59 años se presentó en el nueve por ciento. Al igual que en el caso anterior, el tiempo promedio de duración del efecto fue de dos días.

Efectos adversos asociados a la vacuna

Con respecto a los efectos adversos sistémicos, la cefalea y fatiga fueron los que se repitieron con más frecuencia en los voluntarios.

En ese sentido, el 44.4 por ciento de los participantes de entre 18 y 59 años tuvieron dolor de cabeza de manera inmediata al recibir la vacuna. Mientras que el mismo efecto secundario ocurrió en el 30.4 por ciento de los adultos mayores.

Acerca de la fatiga, se presentó en el 43.8 por ciento de las personas de entre 18 y 59 años. Mientras que en el grupo de mayores de 60 años ocurrió en el 29.7 por ciento.

Mientras que otros efectos que también se documentaron aunque en menor incidencia fueron náuseas y fiebre aunque en la mayoría de las ocasiones desaparecieron en poco tiempo o requirieron un tratamiento con analgésicos.

Relación con casos de trombosis

De igual forma, es necesario recordar que la vacuna de Johnson & Johnson ha sido asociada con casos de trombosis que se han presentado en distintas parte del mundo. Como consecuencia Dinamarca ya suspendió por completo su aplicación. Mientras que Bélgica solo la recomienda en mayores de 41 años.

Aunque pese a las críticas la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha hecho énfasis en que los beneficios son mayores a los posibles riesgos. Por lo tanto no se le debe tener miedo a la vacuna y recibirla si así lo consideran las autoridades sanitarias locales.