¿Es posible perder el cabello después del COVID? Esto dicen los expertos

Siempre que una persona experimenta una infección grave, en este caso, por COVID-19, la caída del cabello no es un efecto secundario inusual.

Un número abrumador de personas informa una caída grave del cabello después de la infección por COVID.

Los expertos lo señalan como un efecto secundario usual

La Dra. Sneha Sood, Consultora – Dermatóloga, Aster RV Hospital, JP Nagar, Bangalore comparte, “Estamos viendo a muchos pacientes que han pasado por el curso completo de la enfermedad COVID experimentando una fuerte caída del cabello una vez que se han recuperado.

Siempre que una persona experimenta una infección grave, la caída del cabello no es un efecto secundario inusual. Dado que el cuerpo ha sufrido un ataque y hay cambios químicos en el sistema a medida que el cuerpo intenta combatir el virus. Puede provocar la caída del cabello unas semanas después de la recuperación del COVID”.

¿Es para siempre?

Según el Dr. Sood, “por lo general, esto se corregirá solo después de unos meses y los patrones de crecimiento del cabello volverán a la normalidad. Si bien el estrés corporal causado por el virus COVID. Es un factor que causa la caída del cabello, el estrés mental también puede contribuir a ello.

De 1-3 meses después de la enfermedad, el cabello que ha entrado prematuramente en la fase telógena durante la enfermedad tiende a desprenderse para allanar el camino para que crezca un cabello nuevo y saludable. Esto hace que el cabello se caiga a un ritmo de más de 100-200 por día, lo que puede resultar angustioso para el paciente.

Por lo general, este tipo de caída del cabello es temporal y tiende a normalizarse en alrededor de 3-6 meses. El cabello perdido durante la fase de muda vuelve a crecer con una mínima pérdida de volumen “.

No sólo es el COVID, la caída puede deberse a otras causas

Sin embargo, durante este tiempo es importante identificar qué factores son responsables de la caída del cabello.

La caída moderada del cabello se puede controlar en casa con la ayuda de dieta, ejercicio, meditación de yoga, dormir lo suficiente, etc. Unos meses después de la recuperación, si comienza a notar que el cabello crece a lo largo de la línea del cabello nuevamente, esto es una señal de que su cuerpo se reequilibra y vuelve a la normalidad.

La Dra. Deepa Krishna Murthy, Consultora – Dermatóloga, Columbia Asia Hospital Sarjapur Road (una unidad de Manipal Hospitals). Comparte que la pérdida de cabello de hasta 100 cabellos por día es normal.

Cualquier enfermedad obliga a que el cabello entre en la fase de caída

El cabello pasa por un ciclo en el que pasa de la fase de crecimiento a la fase de reposo y a la fase de muda. El covid o cualquier enfermedad viral / fiebre obliga a que más cabello entre en la fase de caída debido a la inflamación y el estrés en el cuerpo. Lo que se denomina efluvio telógeno.

Si bien el cabello puede volver a crecer por sí solo, se recomiendan tratamientos como suplementos para el cabello y sueros a base de péptidos para ayudarlo a crecer más rápidamente. Las deficiencias nutricionales, si las hay, también deben evaluarse y tratarse adecuadamente.

Las medidas adicionales de estilo de vida son:

  1. Evitar engrasar el cabello
  2. Asegurase de tener suficiente hierro en la dieta
  3. Consumir más alimentos antiinflamatorios como nueces: almendras, nueces, maní hervido, semillas como semillas de chía, vegetales de hojas verdes para ayudar al cuerpo a recuperarse del virus.
  4. Beber agua
  5. Si la pérdida de cabello es drástica y provoca calvicie, contactar a un dermatólogo para obtener un diagnóstico y tratamiento.
  6. Usar champús suaves sin sulfato
  7. Evitar el calor excesivo y los tratamientos químicos para el cabello.
  8. Verificar cualquier problema relacionado con la caspa y trátarlo de inmediato.

Notas relacionadas:

ESTUDIO: Los niños podrían no necesitar más de 6 días para recuperarse por COVID-19

¿Es seguro para las personas con afecciones cardíacas recibir la vacuna COVID?

Enfermedades infecciosas que regresaron con más fuerza debido al COVID-19