El mayor reto que vive la industria farmacéutica es desarrollar una vacuna contra la Covid-19. Pero además se requiere el insumo con la mayor rapidez posible porque es la clave para regresar a las actividades cotidianas como eran antes de la pandemia. Aunque la urgencia por obtener una solución tan pronto podría tener graves repercusiones. Inclusive la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha sido clara al afirmar que no se deben apresurar los procesos.

En ese sentido, el proyecto encabezado por la Universidad de Oxford y la farmacéutica AstraZeneca fue considerado durante mucho tiempo como el más avanzado del mundo. De hecho, uno de sus mayores atractivos es que se trata de la única inmunización que ofrece una doble protección. El objetivo central era generar inmunidad en las personas, lo cual se logró. Pero además también es capaz de producir linfocitos T citotóxicos. Con el apoyo de ambos se atacan y neutralizan las células infectadas con mayor efectividad.

Aunque a pesar de los primeros resultados prometedores, todo cambió con el inicio de la fase 3 de ensayos clínicos. La antesala para conseguir la certificación de la vacuna y cuando se aplica en miles de voluntarios ha tenido consecuencias adversas que han puesto en duda la efectividad del proyecto.

Otro incidente de gravedad en proyecto de vacuna

Con base en lo reportado por NBC el día de hoy, uno de los voluntarios que recibió la inoculación falleció. La noticia fue confirmada por el Ministerio de Salud de Brasil (Anvisa) aunque sólo se limitó a mencionar la nacionalidad de la víctima, la cual era brasileña.

De igual forma, añadió que de inmediato se iniciará una investigación sobre el tema para identificar la causa del deceso. Hasta el momento resulta arriesgado afirmar que haya muerto por Covid-19 o por alguna reacción provocada por la vacuna.

A su vez, tampoco se han revelado los antecedentes médicos que tenía el ahora occiso y los cuales habrían desempeñado un factor crucial en este lamentable evento.

Por su parte, AstraZeneca afirmó que el ensayo clínico va a continuar de manera simultánea a las investigaciones sobre este caso.

Los dos casos previos asociados con la vacuna

Por otra parte, se debe recordar que no es la primera ocasión en que esta farmacéutica enfrenta una situación adversa. Hace unas semanas se dio a conocer que una voluntaria inglesa que recibió la vacuna experimental contra la Covid-19 desarrolló una extraña enfermedad. Al poco tiempo se confirmó que era mielitis transversa. Como consecuencia de lo anterior se tuvieron que detener las pruebas aunque días después se retomaron en Gran Bretaña, Brasil y Sudáfrica.

Si eso no fuera suficiente, días después se confirmó un segundo caso en el que el voluntario también desarrollo la misma enfermedad. Aunque lo cierto es que hasta el momento no se ha demostrado que la vacuna haya sido la responsable de ambos incidentes. Las investigaciones internas de la compañía se mantienen para identificar con claridad si existe relación entre la inmunización y la enfermedad.

Finalmente, también es preciso mencionar que México ya tiene un acuerdo firmado con AstraZeneca para adquirir la vacuna cuando esté lista y distribuirla al resto de América Latina. Aunque las autoridades federales han sido claras en reafirmar sólo se aceptará el insumo si demuestra funcionar y no causar efectos adversos graves.