La aparición de la Covid-19 ha provocado una de las pandemias más graves de la era moderna, aunque también ha provocado que exista un descuido de otros problemas de salud. Tan sólo en el caso de México se estima que la mitad de las consultas de seguimiento han sido canceladas o los pacientes no acudieron. Permanece el temor a los hospitales por supuestamente ser focos de infección, aunque no necesariamente es del todo verdad.

Si lo anterior no fuera suficiente, en meses pasados se ha notificado la aparición de otros virus que en su momento provocaron preocupación aunque lograron ser contenidos. Algunos de ellos y de los que ya te hemos comentado son el RHDV2 y la Encefalitis Equina del Este, ambos en Estados Unidos, además del G4 EA H1N1 en China.

Reaparece una peligrosa bacteria

Pero además de los virus, las bacterias también son altamente peligrosas y ahora se ha notificado la reaparición de una que se creía erradicada hace décadas. En este caso se trata de la Streptococcus pyogenes, causante de la fiebre escarlata.

Dicha enfermedad adquirió notoriedad en la década de los cuarenta por provocar diversos brotes alrededor del mundo. En su momento provocó afectaciones principales en niños de entre 5 y 15 años, aunque gracias a los antibióticos de la época logró ser contenida hasta el punto de prácticamente desaparecer.

Ahora, a partir de una investigación publicada en la revista Nature, se explica el posible motivo de su reaparición. Se menciona que los primeros casos de este segundo brote ocurrieron en 2011 en el Reino Unido. Aunque fueron pocas las personas confirmadas y por eso no se le brindó demasiada importancia.

Desde entonces han aparecido más casos en distintas partes del mundo hasta el grado de causar preocupación en la comunidad médica. Ahora también se tienen identificados más contagios en Australia, Corea del Sur, Vietnam y China. Inclusive se sospecha que desde su reaparición podrían ser hasta 600 mil los casos en todo el mundo.

La investigación menciona que al analizar los genes de una cepa de Streptococcus pyogenes del noreste asiático se detectó un superantígeno. Con esto, sería el que facilitaría a la bacteria el acceso a las células hospedadoras. También se afirma que es algo que no se había detectado antes en alguna bacteria.

Síntomas y forma de transmisión

Con respecto a los síntomas característicos que provoca, se encuentran el dolor de garganta, fiebre, dolores de cabeza, inflamación de los ganglios linfáticos y una erupción roja de tonalidad escarlata.

Mientras que al igual que la Covid-19, se transmite por medio de gotas de saliva que una persona expulsa al toser o estornudar. Además de que tampoco se cuenta con una vacuna específica y su tratamiento es por medio de antibióticos.