A partir de su fundación en 1943, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) ha visto un crecimiento exponencial. Hasta antes de la pandemia en un día típico otorgaba 504 mil 776 consultas, atiendía 54 mil 958 urgencias y realiza tres mil 861 intervenciones quirúrgicas. Gracias a eso representa la base de la salud pública del país. A la fecha cuenta con más de 70 millones de derechohabientes, aunque a partir de la actual emergencia sanitaria ha implementado una política de cero rechazados.

Sumado a todo lo anterior, el Instituto también es catalogado como el mayor formador de especialistas en todo el país. Cada año es la escuela de cuatro mil residentes y a partir de este 2021 serán 10 mil. Con este aumento se busca reducir el déficit de personal médico que ha sufrido México durante décadas.

En ese sentido, el IMSS también se destaca por sus espacios pensados para la capacitación de sus trabajadores. Apenas hace unos días inauguró el Centro de Simulación para la Excelencia Clínica y Quirúrgica (CeSiECQ) en Guadalajara. Es el tercero de su tipo en el país y el objetivo es reforzar los conocimientos del personal médico y de enfermería para mejorar la atención a los derechohabientes.

La biblioteca médica más grande de América Latina

Mientras que por otra parte, el Seguro Social también destaca por contar con el Centro Nacional de Investigación Documental en Salud (CENAIDS) más importante de América Latina. Eso es debido a que alberga un acervo con más de 10 mil libros en diversas especialidades médicas y disciplinas auxiliares (filosofía, historia, educación, etcétera), disponible tanto de manera física como en línea.

El CENAIDS se ubica en el sótano de la Unidad de Congresos del Centro Médico Nacional (CMN) Siglo XXI de la Ciudad de México y además cuenta con mil 420 títulos de publicaciones periódicas. También tiene una colección de mil 700 tesis elaboradas por residentes y estudiantes de cursos técnicos graduados.

La jefa de área de Documentación en Salud de la Coordinación de Educación en Salud, Diana Alejandra Sánchez Torres, señaló que el CENAIDS del IMSS fue inaugurado en 1994. Desde entonces se ha adaptado conforme las tecnologías de la información han evolucionado.

Transformación durante la pandemia

Indicó que ante la emergencia sanitaria, diversas editoriales ofrecieron acceso abierto a la producción científica relacionada con la Covid-19 para apoyar la toma de decisiones al personal de la salud en la primera línea de atención.

“El CENAIDS enfocó sus esfuerzos por realizar la diseminación selectiva de información sobre estos temas en diferentes bases de datos especializadas para identificar y recuperar la documentación producida, destacando mil 216 artículos de investigación, 623 revisiones sistemáticas y metaanálisis, 91 casos clínicos, 96 guías técnicas, 9 protocolos de investigación, entre otros”.

La doctora Sánchez Torres indicó que para continuar los servicios del CENAIDS durante la pandemia, se fortalecieron los servicios en línea con el servicio “pregúntale a tu bibliotecario en línea” en el Portal de la Coordinación de Educación en Salud.

A través de esta herramienta es posible realizar solicitudes de información a través de un formulario, el cual se contesta por correo electrónico, disponible para el personal médico, pero también a periodistas y cualquier persona interesada en el tema, lo cual permite combatir la infodemia.