Aunque la pandemia provocada por la COVID19 no para de crecer en todo el mundo. Ahora, viendo que la vacuna es uno de los más importantes aspectos a tener en cuenta para frenar el virus, se ha lanzado la campaña VaccinEquity (Equidad Vacunal), impulsada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en el Año Internacional de los Trabajadores Sanitarios y Asistenciales.

Esta campaña promovida por la OMS lo que busca es garantizar la vacunación de los trabajadores de la salud y de las personas mayores, para que esté en marcha en todos los países del mundo antes del 7 de abril de 2021, Día Mundial de la Salud.

Además, esta campaña se materializa en la Declaración sobre la equidad vacunal de la OMS. Es un llamamiento a la acción a favor de proteger a los trabajadores sanitarios y asistenciales que “han estado en la primera línea de la respuesta a la pandemia, a menudo infraprotegidos y sobreexpuestos”.

La equidad vacunal también supone un importante beneficio económico

En la actualidad, cualquier organización, empresa y persona particular puede firmar la Declaración sobre la equidad vacunal a través de la web de la OMS, así como ayudar a compartir el mensaje.

Desde el anuncio de la disponibilidad de las primeras vacunas a finales del año pasado, la OMS ha alertado de la importancia que tiene la equidad vacunal a escala global. Según los expertos, la vacunación desigual de la población puede restar a largo plazo eficacia a las vacunas, ya que su propagación continuada del virus, en cualquier región del mundo, propicia la aparición de mutaciones y nuevas cepas.

La equidad vacunal también supone beneficios económico. Por ejemplo, la OMS calcula que el acceso equitativo mundial a las vacunas de COVID19 se traduciría en beneficios de unos 140 mil millones de euros en 2021, y de hasta 450 mil millones para 2025.

Respecto a la equidad vacunal ha hablado el Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS, quien ha expresado que no solo es “lo correcto sino que también es lo más inteligente para beneficio de todos los países desde cualquier punto de vista: social, económico y político”.

A la espera del informe de la OMS sobre los orígenes del coronavirus

Pero, además de por fomentar la equidad vacunal, la OMS también está siendo noticia últimamente porque el mundo entero está esperando el informe sobre el origen de la COVID19.

Dicho informe será creado por la misión que la Organización Mundial de la Salud envió a Wuhan (China), donde surgió la pandemia y se espera que sea publicado, en principio, a mediados de esta semana.

Tras pasar cuatro semanas en la ciudad china, la investigación de la docena de expertos internacionales reconocidos por sus homólogos en sus diferentes especialidades y comisionados por la OMS acabó sin conclusiones definitivas. Y el 9 de febrero, en Wuhan, en una conferencia de prensa de varias horas, los expertos se limitaron a emitir las hipótesis, según ellos, las más plausibles, y descartaron otras.

Por el momento, los especialistas, lo único que han dejado claro es que el SARS-CoV-2, el nuevo coronavirus que provoca la COVID19, lo hospedaron inicialmente los murciélagos y creen que la pista sobre la transmisión del coronavirus por un animal intermedio es la más probable.