Dentro del campo de la salud debe prevalecer la mejora continua. Siempre es posible aprender y reforzar los conocimientos para conseguir ser una mejor versión de ti mismo. Además de beneficiar tu propia integridad también es una virtud que te sirve para ofrecer un mejor servicio a los pacientes. Un camino natural es cursar una especialidad aunque para conseguirlo es necesario aprobar el Examen Nacional de Aspirantes a Residencias Médicas (ENARM).

Superación médica profesional

En este caso, uno de los inconvenientes de esta opción es que cada vez hay más médicos generales interesados pero los lugares no son suficientes para todos. Eso provoca que cada año existen miles de doctores que son rechazados de esta modalidad.

En ese sentido, hasta el 2019 apenas dos de cada 10 aspirantes que presentaban el ENARM obtenían una plaza. En tanto que para la edición de 2020 se duplicaron los lugares disponibles y eso permitió que más jóvenes pudieran continuar con su formación. Aunque a pesar de este cambio todavía se requieren de más espacios para cumplir con la actual demanda.

Pero aunque algunos consideran esta barrera como un filtro que limita la superación de los médicos, otros afirman que es necesario para asegurarse que sólo los más capacitados obtengan una residencia. Como sustento se encuentran las calificaciones de los aspirantes. Aunque muchos hacen una prueba de excelencia que se traduce en altas calificaciones, otros no obtienen los mismos resultados.

Por su parte, al concluir todo el proceso la Comisión Interinstitucional para la Formación de Recursos Humanos para la Salud (CIFRHS) ha publicado los reportes académicos del ENARM 2020.

Rendimientos deficientes en el examen

En el pasado ya te presentamos las universidades que obtuvieron los promedios generales más elevados y ahora es momento de analizar el otro extremo. Se trata de las escuelas que obtuvieron los puntajes grupales más bajos.

  • Instituto de Ciencias y Estudios Superiores de Tamaulipas – 51.72
  • Universidad del Sureste (Chiapas) – 51.79
  • Universidad Hipócrates (Guerrero) – 52.02
  • Universidad de Durango Campus Cd. Juárez – 52.35
  • Universidad Juárez Autónoma de Tabasco Campus Comalcalco – 52.64
  • Instituto de Estudios Superiores de Chiapas Campus Tapachula – 52.66
  • Universidad Mexico-Americana del Norte (Tamaulipas) – 52.76
  • Escuela Libre de Homeopatia de México (CDMX) – 52.85
  • Universidad del Valle de México Campus Villahermosa – 52.97
  • Escuela Médica Tominaga Nakamoto (Estado de México) – 53.22

Algo que se observa es que la Universidad del Sureste de Chiapas abandonó el último lugar que tuvo en 2019 cuando tuvo 47.167 y ahora subió un escalón. De cualquier forma no fue suficiente porque todavía aparece en el fondo dentro de las que tienen rendimientos más deficientes.

De igual forma, se aprecia que la mayoría de las universidades se encuentran en el sur del país. Precisamente es una de las regiones que sufre de más carencias y eso se comprueba con las quejas constantes de los trabajadores de hospitales. En todo caso, desde la parte formativa comienzan las deficiencias que después se agudizan en el plano profesional.