A poco más de medio año de la detección de primeros casos de Covid-19, todavía existen muchas dudas que no han podido ser resueltas. Una de las más importantes es el origen de esta nueva enfermedad. Apenas hace unas semanas la Organización Mundial de la Salud (OMS) envió a un equipos especializado a la ciudad de Wuhan donde aparecieron los primeros contagios. A su vez, las autoridades también han descartado que se trate de un virus creado en un laboratorio y hasta el momento se mantiene la hipótesis de que surgió por zoonosis.

Por otra parte, una interrogante que también se mantiene sin respuesta es por qué los niños tienen un riesgo menor a esta cepa de coronavirus. Recién en el British Medical Journal se publicó un estudio en el que se le dio seguimiento a pacientes pediátricos que se infectaron. El resultado es que de 651 que fueron internados en hospitales sólo seis fallecieron.

Niños tienen bajo riesgo pero no son inmunes

Con lo anterior se debe entender que los menores tienen pocas probabilidades de desarrollar malestares mayores por Covid-19 pero eso no significa que sean inmunes. No se deben relajar las medidas de prevención porque podría ser contraproducente. Además se debe tomar en cuenta que aunque su riesgo sea mínimo, sí pueden transmitir el virus SARS-CoV-2 a los adultos de su círculo cercano.

En ese sentido, el mismo trabajo hizo una recopilación de los síntomas que suelen desarrollar los infantes que se infectan. A diferencia de los adultos, las señas que se han identificado son menores y las principales son las siguientes:

  • Fiebre.
  • Tos.
  • Náuseas.
  • Vómitos.
  • Cansancio.
  • Dificultad para respirar.
  • Dolor de estómago.
  • Dolor de cabeza.
  • Dolor de garganta.
  • Sarpullido.
  • Conjuntivitis.

Al mismo tiempo, desde investigaciones previas se ha hecho énfasis en que existe un síntoma bastante particular que sólo se presenta en la población infantil. Se trata del Síndrome Inflamatorio Multisistémico (MIS-C).

Aunque en un inicio se pensó que que todo era provocado por la Enfermedad de Kawasaki, después se observó que no era así. El diagnóstico más adecuado es MIS-C aunque todavía no ha podido encontrar la relación directa que tiene con la Covid-19.