Son muchos los riesgos a los que se enfrentan los médicos en su vida profesional diaria. Inclusive desde que son estudiantes se deben enfrentar a extensas guardias que rebasan las capacidades del cuerpo humano. Eso provoca un cansancio extremo y aumenta las probabilidades a cometer errores. Se trata del inicio de un círculo vicioso en el que los pacientes también se ven afectados. Mientras que desde hace poco más de un año se debe añadir la Covid-19 como otro peligro al que se arriesgan todos los trabajadores de la salud.

Lo malo de ser médico en México

Por su parte, dedicarse a esta profesión en nuestro país implica otras adversidades que no siempre son tomadas en cuenta. Para empezar se encuentra la alarmante falta de personal que ha sido ocasionada por la falta de inversión durante las últimas décadas. A la fecha se calcula que hay un déficit de 200 mil médicos, de los cuales 70 mil son especialistas.

A partir de lo anterior los doctores existentes deben desempeñar más de una función o atender a más de los pacientes que les corresponderían. Es una situación que genera altos niveles de estrés y ansiedad en todos los trabajadores del gremio.

Ahora bien, tampoco se puede pasar por alto el riesgo adicional al que se exponen los médicos que atienden casos sospechosos o confirmados de Covid-19. Al inicio de la pandemia fueron constantes las quejas acerca de la falta de Equipos Personales de Protección (EPP) y ahora son en torno a la vacunación. Todavía son miles a los que se les ha negado el biológico tanto porque son del sector privado o porque no pertenecen a la primera línea de batalla.

En ese sentido la propia Organización Panamericana de la Salud (OPS) cataloga a México como el país más peligroso de la región para la atención a pacientes. Como sustento se menciona que hasta la primera quincena de abril se contabilizaban tres 534 trabajadores sanitarios fallecidos por Covid-19. Es una cifra que supera a la de naciones como Estados Unidos y Brasil.

Unidades con más víctimas mortales entre trabajadores de la salud

De manera adicional, Milenio dio a conocer los nombres de los hospitales del país que registran más decesos de trabajadores de la salud. En todos los casos se trata de unidades del sector público y son las siguientes.

  • Hospital Regional de Alta Especialidad “Dr. Juan Graham Casasús” – Tabasco (34 decesos).
  • Hospital 20 de Noviembre – Chiapas (29 decesos).
  • Hospital de Infectología de La Raza – Ciudad de México (26 decesos).
  • Hospital de Especialidades de La Raza – Ciudad de México (22 decesos).
  • Hospital General de La Raza – Ciudad de México (20 decesos).

Al observar los nombres llama la atención el primer lugar porque a finales del año pasado también fue considerado como uno de los tenía la tasa de mortalidad por Covid-19 más alta del país.

Mientras que por otra parte, si se considera al complejo La Raza como una sola unidad entonces se colocaría en el primer lugar. La suma de sus hospitales supera y por mucho a los dos hospitales que encabezan la lista.