El personal médico siempre se ha enfrentado a múltiples adversidades por la realización de su trabajo. Tan sólo los niveles de ansiedad y estrés suelen ser mayores que en otras profesiones. Por lo anterior, es común ver a doctores y enfermeras que sufren del Síndrome de Burnout, lo cual impacta en su calidad de vida y al mismo tiempo perjudica la calidad del servicio brindado al paciente. Se trata de un círculo vicioso en el que todas las partes se ven afectadas.

Mientras que a partir del 2020 se agregó un nuevo riesgo al que están expuestos todos los profesionales de la salud y se trata de la posibilidad de contagiarse. Por el contacto directo con los pacientes a diario su probabilidad es mayor a la del resto de la población. De hecho, hasta el momento se han registrado dos mil 397 decesos por Covid-19 entre personal médico de nuestro país.

No se ha dado el mismo trato a todos los médicos

Precisamente por esta situación es que la mayoría de países han ofrecido prioridad a los profesionales de la salud para recibir primero la vacuna contra esta cepa de coronavirus. En México también ha sido así pero con un pequeño inconveniente que ha causado molestia entre el gremio. Los únicos que están contemplados dentro de este beneficio son los trabajadores del sector público, mientras que los del privado deberán esperar.

Esta decisión ha generado una fuerte incomodidad porque en ambos sectores se atiende a pacientes infectados o sospechosos por igual. Por lo mismo, el riesgo es igual para el personal médico tanto del campo público como del privado.

Por lo mencionado la Secretaría de Salud de la Ciudad de México (Sedesa) tuvo que recapacitar y dijo que en la capital también se dará prioridad a los médicos privados que atienden a pacientes Covid-19. Pero ahora se ha hecho oficial que la medida se extiende para el resto del país.

Médicos privados también tendrán prioridad para la vacuna

Mediante su conferencia matutina, el presidente Andrés Manuel López Obrador señaló que ya se trabaja en la elaboración de un padrón nacional. Con información de los hospitales privados se busca conocer los nombres de los médicos que laboran en áreas destinadas para pacientes infectados. Una vez recibida la información se les citará a las unidades de aplicación de vacuna para que la reciban igual que sus colegas del sector público.

El mandatario informó que su compromiso es vacunar primero a todos los médicos del país y eso incluye tanto a los que trabajan en el campo público como en el privado. Una vez que se consiga se puede proceder con el resto de los mexicanos.

“Hay que buscar la manera de tomarlos en cuenta, se está integrando el padrón de médicos que atienden covid en hospitales privados. El compromiso es vacunarlos a todos, tanto trabajadores del sector salud del gobierno, del sector público, y del sector privado, es una prioridad”.

Por su parte, dicho padrón no sólo se limitaría a hospitales privados sino también a todos los que cuenten con un consultorio médico propio. Lo único que no se explicó es si también se planea agregar a los espacios anexos a farmacias para que reciban la vacuna lo más pronto posible.