Aunque la aplicación de la vacuna contra la Covid-19 ha tenido un ritmo lento en México, hasta el momento ya son más de 40 mil personas las que la han recibido. Con esto, nuestro país ocupa el primer lugar dentro de América Latina con respecto a las naciones que han suministrado más dosis. En tanto que a nivel mundial ocupa la posición número 13. Mientras que de acuerdo con lo planeado, durante este primera etapa todas las inmuniaciones serán exclusivas para los trabajadores de la salud que atienden a pacientes infectados.

No todos los médicos reciben el mismo trato

Ahora bien, un aspecto que se ha criticado al gobierno federal es que no se le ha dado el mismo trato al personal médico. Lo surge a raíz de que se dio a conocer que se le daría prioridad sólo a los trabajadores del sector público. Por su parte, quienes laboran en hospitales privados o en consultorios anexos a farmacias deberán esperar hasta que cumplan el criterio de edad para poder recibir la vacuna.

Lo anterior ha generado una fuerte incomodidad porque en ambos sectores se atiende a pacientes infectados o sospechosos por igual. Por lo mismo, el riesgo es igual para el personal médico tanto del campo público como del privado.

Médicos de hospitales privados sí recibirán antes la vacuna

A partir de esta situación se ha tenido que hacer una aclaración. Se determinó que el personal médico de hospitales privados también tendrá prioridad para recibir la vacuna. Aunque es una medida que sólo se aplicará en la capital del país.

De acuerdo con Olivia López, titular de la Secretaría de Salud de la Ciudad de México (Sedesa), todos los médicos públicos y privados que atienden a pacientes infectados van a recibir la vacuna antes de que termine enero. Mientras que a partir de febrero se aplicarán las dosis al resto del personal. Lo que no explicó es si los trabajadores de farmacias también están contemplados en este cambio de estrategia.

Mientras que no se han hecho cambios con respecto a los médicos privados del resto del país. Por lo tanto, ellos sí deberán de esperar para poder recibir la vacuna.

La funcionaria también dio a conocer que en promedio se aplican tres mil 500 dosis de la vacuna cada día en nuestro país. De ellos se suelen presentar entre cinco y seis casos diarios de molestias entre quienes la recibe, aunque todas son moderadas y las principales son cefalea y dolor muscular. En tanto que sólo se ha presentado un afecto adverso grave y fue el de la Dra. Karla Cecilia Pérez Osorio que permanece en investigación.