La situación provocada por la pandemia se mantiene en un momento crítico en nuestro país. El reporte más reciente de la Secretaría de Salud (SSa) indica que van 169 mil 760 decesos. De esta manera, se coloca en la tercera posición a nivel mundial, tan sólo debajo de Estados Unidos y Brasil. Aunque si se analiza desde el punto de vista de los médicos que han fallecido por esta nueva enfermedad entonces México ocupa el primer lugar.

Si bien, los grupos vulnerables ante la Covid-19 son los conformados por adultos mayores, embarazadas y personas con enfermedades crónicas, también los profesionales de la salud sufren de un alto riesgo de contagio. Por sus actividades están expuestos al virus SARS-CoV-2 en todo momento. En muchos casos no pueden realizar sus actividades a distancia o abstenerse de trabajar. Los pacientes requieren de atención inmediata y eso obliga al personal médico a mantenerse en guardia.

A los médicos les cuesta su vida salvar la de otros

Desde el año pasado un reporte de Amnistía Internacional colocó a México como el país con más médicos fallecidos por Covid-19 en todo el mundo. Aunque pasan los meses la situación para el gremio no cambia y todo se mantiene igual.

El precandidato a la presidencia para las elecciones de 2024, Ricardo Anaya, abordó este tema en su más reciente video durante su gira nacional. En un video muestra los testimonios de familiares de médicos que se infectaron mientras realizaban sus labores y finalmente fallecieron.

En el video se menciona que ya suman más de dos mil 600 médicos que han fallecido en nuestro país. Con esto se mantiene como la nación con más decesos en el gremio a causa de la Covid-19. Mientras que los entrevistados reclaman que en muchos casos los propios hospitales brindaron Equipos Personales de Protección (EPP) en mal estado o simplemente nunca hubo una distribución adecuada de insumos.

Motivos de la alta mortalidad médica

En ese sentido, meses atrás la revista científica The Lancet publicó una investigación sobre la actualidad en México. Con respecto a la situación que enfrentan los profesionales de la salud indicó que hay varios factores que han influido en esta elevada tasa de mortalidad. Además de la falta de apoyo para la protección de los doctores también indicó que la mayoría tienen dos y hasta tres trabajos. Debido a que laboran en distintas instituciones suelen tener altos niveles de estrés y cansancio. Al tener que trabajar en este tipo de condiciones aumentan las probabilidades de fallas y equivocaciones, lo que deriva en un alto riesgo de contagio.

Otro aspecto que se menciona en la investigación es la prevalencia de los contratos informales dentro del sector de la salud. Con esto se afecta en términos de seguridad laboral y se deja expuestos a los trabajadores sanitarios.

Aunque más allá de las causas, lo más preocupante es que después de tantos meses se mantenga la misma situación. Hasta el momento la Ciudad de México, Estado de México, Veracruz y Puebla se mantienen como las entidades en donde más médicos han fallecido por Covid-19. En la mayoría de los casos se infectaron por intentar ayudar a los demás y al final eso les costó la vida.