Morena: Sistema de Salud Pública está colapsando, debemos hacer encuesta de satisfacción

350

A través de una declaración a El Universal, Miguel Ángel Navarro Quintero, miembro del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena) y presidente de la Comisión de Salud del Senado, apuntó que al tomar posesión Andrés Manuel López Obrador (AMLO), se hará una encuesta de satisfacción entre los ciudadanos sobre el estado del sistema de Salud Pública.

Navarro Quintero apuntó que la Salud Pública está colapsando, pues hacen falta respuestas oportunas y eficaces a las necesidades médicas de la población. Además, el funcionario de Morena dijo que esta situación está presente en la gran mayoría de las instituciones del sector y no puede solucionarse únicamente con recursos económicos, sino con una mejor organización.

[Los servicios de salud institucionales representan] la alternativa de la gran mayoría del pueblo de México y, si no actuamos de manera rápida, la gobernabilidad está prendida con alfileres porque la inconformidad de una mala atención que en ocasiones llega a la muerte está generando un resentimiento social altamente explosivo y preocupante.

El senador por Morena apuntó que en la encuesta de satisfacción se podrán identificar los problemas más urgentes que detecta la población. Así, afirmó, podrán atacarse todas las violaciones de derechos humanos que se cometen en el sistema de salud pública cuando un paciente padece de una condición pero no tiene los recursos para atenderla con atención privada.

También criticó a los administradores de las instituciones de salud, afirmando que estos gestores carecen de sensibilidad ante los problemas de la gente por estar “encerrados en lugares cómodos. El legislador de Morena aseguró que estos funcionarios deberían recorrer todo el país, visitando hospitales y clínicas, así como participando con brigadas para el control de vectores.

A través de malas administraciones, malas organizaciones y de llevar un ejercicio encerrado y no apegado a la realidad, existen pacientes que están tirados en áreas de urgencias, que les son pospuestas sus cirugías durante meses o no llegan a la cita para sus tratamientos porque antes les dio un infarto, el cáncer los llevó a una etapa terminal o la enfermedad hizo en crisis.

Sin embargo, el senador de Morena apuntó que este fenómeno no es culpa de los profesionales de la salud, sino de los administradores al frente de las instituciones. Acusó también a estos funcionarios de “distraer los recursos económicos y dejar sin la atención debida a los pacientes.