¿Cómo surgió el símbolo de la Medicina? ¿Conoces su oirgen real?

En el verdadero símbolo de la medicina, la serpiente representa la prudencia, la vigilia, la sabiduría y la preservación de la salud.

El día de hoy, retrocederíamos un poco más al comienzo de la medicina registrada y revisaremos el origen del símbolo de la medicina: el Bastón de Asclepio.

El Bastón de Asclepio

El verdadero símbolo de la medicina está representado por un bastón de madera o tronco con una sola serpiente enroscada a lo largo del mismo, mejor conocido como el Bastón de Asclepio

En el verdadero símbolo de la medicina, la serpiente representa la prudencia, la vigilia, la sabiduría, la vitalidad, el poder de regeneración y preservación de la salud.

¿Cómo surgió el símbolo de la Medicina? ¿Conoces su oirgen real?

El símbolo toma su nombre de Asclepio, un dios griego que estaba asociado con la curación y las artes médicas para sus seguidores. En la antigua Grecia, los enfermos y heridos dormían en los terrenos de los templos donde se deslizaba un grupo de serpientes no venenosas. Se creía que las serpientes eran reparadoras y que su muda de piel era un símbolo de renacimiento y renovación. El personal fue visto como un bastón asociado con los médicos en el pasado.

La serpiente

El hombre ha relacionado a la serpiente con el rejuvenecimiento (por la muda de la piel normalmente en primavera), la sabiduría, la fertilidad, la salud y la prosperidad. No tendremos en cuenta aquí la connotación negativa de la serpiente en Adán y Eva.

Los egipcios adoraban a la Diosa Renenutet a quien representaban como serpiente y, también, le atribuían propiedades curativas o a la Diosa Wadjet (Uadyet). El cual, podía transformarse en serpiente y era la Diosa protectora del Bajo Egipto, que junto con la Diosa Nejbet (Nekhebet), protectora del Alto Egipto, formaban parte de la nomenclatura real de los faraones con el título de «Las Dos Señoras».

Muchas religiones históricas han rendido culto a la serpiente y le han conferido poderes curativos. Siendo símbolo de la Perfección y Sabiduría divinas, y representando siempre la Regeneración psíquica y la Inmortalidad.

El báculo

El báculo o la vara, es de ciprés, árbol considerado sagrado por su longevidad, lo que originó que se le llamara “árbol de la vida”. Es el símbolo por excelencia de la profesión médica. Tiene, además, un nudo en su extremo superior, que indica las dificultades de la ciencia.

Unión de la serpiente y el báculo

En la mitología griega Asclepio o Asclepios (Esculapio para los romanos), fue el Dios de la Medicina y la curación. Era hijo de Apolo y de la mortal Coronis (Corónide). Asclepio proviene del griego aspala, que significa topo, animal al que se le atribuían fuerzas curativas mágicas.

Según cuenta la leyenda, al estar Esculapio en casa del pescador Glauco, quien estaba mortalmente herido por un rayo de los Centauros. Apareció en ese momento en la habitación una serpiente y Esculapio la mató con su bastón. Se presentó entonces una segunda víbora con unas hierbas en el hocico, las cuales introdujo en el de la serpiente muerta, reviviéndola. Esculapio dio las mismas hierbas a Glauco y lo curó.

Es así como Esculapio salvó a su paciente de la muerte y lo curó de la enfermedad, manifestando sus poderes “médico-mágicos”.

Esculapio utilizaba los poderes de la serpiente para curar enfermos y para resucitar muertos. Hades, Rey de los Infiernos, molesto por la reducción de los enviados a su reino fue a quejarse del uso que Esculapio hacía de la serpiente. Zeus optó por anular la capacidad de la resurrección a la serpiente, dotándola solamente de la sanación.

De ahí su estrecha relación con el mundo médico. Además fulminó al médico-dios con un rayo, convirtiéndolo en la constelación Serpentario.

Luego de su muerte fue venerado como Dios de la Medicina en Atenas

Esculapio se hizo tan famoso que acudía a él gente enferma de todo el mundo antiguo para ser curada ya sea por el método de hierbas y dietas mágicas o por operaciones quirúrgicas.

Luego de su muerte, fue inmortalizado en la leyenda mitológica y venerado como Dios de la Medicina en Atenas. Corinto, Epidauro, Cnidios, Cos y Pérgamo en diferentes templos llamados Asclepeion en honor a su nombre griego.

LA CONFUSIÓN

Es común caer en el error confundiendo la vara de Asclepio/Esculapio con el caduceo (es un vocablo de origen griego que significa “vara de olivo adornada con guirnaldas”). Así como con el báculo de Hermes (según los griegos) o Mercurio (para los romanos).

La diferencia y la peculiaridad del bastón de Esculapio está en que no tiene alas y sólo asciende una serpiente por la vara. En el de Hermes hay dos serpientes y el bastón es alado.

mercurio

El caduceo de Mercurio se empezó a usar como emblema de la medicina cuando Sir William Butts (1486-1545). Médico de Enrique VIII de Inglaterra (1491-1547). Lo puso en su escudo nobiliario en 1538.

Más tarde, el editor alemán Froeben, lo utilizó en la portada de la edición griega de la obra de Hipócrates, impresa en Basilea y traducida por Janus Cornarius. En el mismo año, el caduceo también figuró en la portada del diccionario y enciclopedia hipocrática de Anuce Foes, en la ciudad de Metz. Tres siglos después, la casa editorial de libros médicos J.S.M. Churchill, lo usó como distintivo.

En 1818, el Cuerpo de Sanidad Militar de los Estados Unidos de América adoptó como emblema oficial (por confusión). El Caduceo de Hermes, cosa que hiciera que el “fallo” se extendiera.

Actualmente son muchos los hospitales, clínicas, organismos, editoriales, etc. siguen usando el caduceo de Hermes como símbolo (equivocado) de la medicina. No obstante, se encuentra tan generalizado que popularmente la gente lo confunde e incluso lo acepta como válido.

Notas relacionadas:

¿Porqué el horario de verano NO es saludable? Consejos de neurólogos para sobrellevarlo

Esta es la enfermedad degenerativa que padece Luis Miguel ¿tiene cura?

Médicos del Bienestar: Vacantes en INSABI con sueldos de hasta 49 mil pesos