La inseguridad es uno de los mayores inconvenientes de México. Ha estado presente por décadas sin que algún gobierno haya conseguido una disminución real. De hecho, en fechas recientes los niveles de violencia se han incrementado. Cualquiera se encuentra expuesto a sufrir de todo tipo de delito pero lo más lamentable es cuando se trata de un ataque mortal. Precisamente eso fue lo que ocurrió con un médico y el caso ha llenado de luto a todo el gremio de la salud.

Un ataque más contra un profesional médico

El trágico evento ocurrió este 9 de septiembre en Chihuahua. De acuerdo con los reportes, el Dr. Sergio Eduardo Espejo Guasco viajaba en su vehículo marca Mercedes Benz por las calles de Ciudad Juárez cuando fue alcanzado por un grupo de personas. De manera directa lo atacaron con armas de fuego y de inmediato huyeron.

Aunque los equipos de emergencia llegaron a los pocos minutos el esfuerzo fue insuficiente porque el médico ya no presentaba signos vitales.

Por su parte, el hijo de la víctima reconoció el cadáver y señaló que su padre era especialista en Traumatología Ortopédica. Además trabajaba en el grupo Star Médica de la ciudad fronteriza.

De igual forma, la familia del médico asesinado ignora quién habría ordenado un ataque mortal de este tipo. Describen al doctor como una persona tranquila y agregaron que no tenía problemas con otras personas.

Mientras tanto, las autoridades estatales ya abrieron una carpeta de investigación. Aunque no se cuenta con sospechosos se ha señalado como poco probable que haya sido un intento de robo porque los criminales no se llevaron pertenencias de la víctima. Todo indica que fue un ataque planeado y directo.

Violencia en todo el país

En tanto, este caso hace recordar otro bastante similar que apenas se registró hace unos días. En su momento te informamos del asesinato de un neurocirujano. Lo que más ha sorprendido es que la agresión ocurrió en la Ciudad de México, en una de las avenidas más transitadas y a plena luz del día.

Por otra parte, también son constantes las agresiones contra los profesionales de la salud en las zonas rurales. Apenas hace unas semanas te informamos del sangriento panorama que se vive en Zacatecas. En un lapso de una semana fueron asesinados una radióloga, un MIP y el conductor de una ambulancia.

A raíz de lo anterior han surgido campañas para exigir un alto a la violencia y mayor protección de parte de las autoridades. Inclusive en algunos centros de salud de la entidad los pasantes han solicitado su reubicación de inmediato. Todos se sienten en máximo riesgo y temen que sean los siguientes en sufrir ataques de cualquier tipo.

Con esto en mente, ahora ya no existen sitios seguros para los trabajadores de la salud. no solo deben de sufrir jornadas de trabajo extenuantes y salarios que muchas veces son mínimos. Ahora también temen por su integridad tanto dentro de sus espacios laborales como en la vía pública. Ya no existen sitios en los que se puedan sentir seguros.