Plasma Vs Botox

Los tratamientos de estética facial utilizados para evitar las arrugas y tratar de que la piel recupere su estructura juvenil y vuelva lucir suave y tersa, son múltiples. Dentro de los tratamientos de estética facial más utilizados están el tratamiento rico en plaquetas y la aplicación de botox.

Plasma rico en plaquetas

Este tratamiento comenzó a utilizarse para estimular la regeneración de los tejidos después de una cirugía y así acelerar el proceso de cicatrización, ya que actúa en las células del tejido conjuntivo conocidas como fibroblastos. La activación plaquetaria en respuesta al daño tisular y vascular provoca la activación de un tapón plaquetario que detiene la hemorragia, y la secreción de proteínas biológicamente activas involucradas en el proceso de curación tisular. Estas proteínas, denominadas factores de crecimiento, son secretadas por las plaquetas1.

En el campo de la medicina estética, el plasma rico en plaquetas es utilizado principalmente por su papel en la bioestimulación del fibroblasto de la dermis cutánea, estimulando la producción de colágeno y elastina que son proteínas estructurales del tejido conjuntivo, manteniendo la piel suave y sin arrugas2.

El plasma rico en plaquetas contiene no solo un alto nivel de plaquetas, sino también de los factores de crecimiento que son secretados activamente por las plaquetas, lo que la convierte en una herramienta médica regenerativa novedosa y potente en los tratamientos anti-envejecimiento.

El plasma rico en plaquetas es una técnica de rejuvenecimiento cutáneo cuya utilización va en aumento, y evita cirugías estéticas. Con el plasma rico en plaquetas se puede tratar la zona del rostro, cuello, escote y el dorso de las manos.

Consiste en la extracción de aproximadamente 30 a 50 ml de sangre del paciente, para centrifugarla y así separar los glóbulos rojos y los glóbulos blancos del plasma, dejando un concentrado de plaquetas de la propia persona y que se inyecta en las áreas a tratar.

Es un tratamiento ambulatorio que logra que la piel quede rejuvenecida luciendo más tersa y luminosa. Los especialistas recomiendan tres sesiones.

Botox

La toxina botulínica, más conocida como botox (marca del primer medicamento comercializado de este tipo), que en realidad es la toxina que produce el botulismo.

Se aprovecha la capacidad de la toxina de producir parálisis muscular para utilizarla con fines médicos en el tratamiento de ciertas enfermedades neurológicas y en la medina estética para eliminar las arrugas de expresión, que es por lo que más se la conoce3. Entre las numerosas aplicaciones médicas, se destacan:

  • El tratamiento de la hiperhidrosis.
  • Control del blefaroespasmo.
  • El estrabismo.

En lo que se refiere a la eliminación de arrugas faciales, el botox ofrece claras ventajas:

  • Es una práctica indolora.
  • Se puede aplicar en cualquier época del año.
  • Evita la cirugía.
  • Sus efectos son inmediatos con una duración de entre 5 y 6 meses.
  • Tiene pocas contraindicaciones.
  • Raramente produce efectos adversos.

El botox es un concentrado proteico de toxina botulínica que se inyecta en cantidades bajas en los músculos del rostro para relajarlos y paralizarlos, previniendo la aparición de arrugas o suavizar las que ya existen. Es utilizado principalmente para desaparecer las arrugas de expresión. Actúa sobre los músculos relajándolos, lo que permite mantener una expresión natural.

El tratamiento se realiza en consulta ambulatoria y no requiere anestesia ya que es indoloro; se administra en dosis muy bajas que no se acumulan, es absorbida por el organismo y eliminada por vía renal.

Los resultados son visibles antes de tres días, dependiendo de cada paciente. una vez desaparecen los efectos del botox, el músculo vuelve a su actividad normal provocando la reaparición de las arrugas, aunque no tan marcadas como antes.

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

  1. Arora, N. (2009). Platelet- rich plasma: a literature a review. Implants Dent, 18, 303- 310.
  2. Lezama, J. (2014). Tratamiento facial con plasma rico en paquetas. Febrero 2017, de Hedonai Sitio Web: www.hedonai.com.facialtratamientos.Medicinaestetica.html 3.- Pérez, R. (2014). Toxina botulínica. Febrero 2017, de Doctor Raúl Pérez Sitio Web: especialistaencirugiaplastica.com/index.php/procedimientos-2.html/
  3. López, A. (20, enero, 1). Actualización sobre aplicaciones de la toxina botulínica en estética facial. Cirugía plástica Ibero Latinoamericana, 37, 81-90.
  • Material dirigido solo a profesionales de la Salud
  • Información realizada para profesionales de la salud en territorio colombiano
  • Todo lo publicado en la plataforma es una recomendación, más no una prescripción o indicación médica

RB-M-55109