A lo largo de las últimas semanas te hemos compartido una situación penosa y alarmante que se extiende por todo México. Mientras la llegada de cargamentos con dosis de la vacuna contra la Covid-19 ha sido constante, su aplicación ha presentado varios problemas. El mayor es que no se ha cumplido con la promesa inicial de dar prioridad a los profesionales de la salud para recibir la protección. Por su actividad son un grupo vulnerable que está en máximo riesgo debido al contacto con los pacientes. Mientras que han sido los médicos privados y de farmacias los más castigados.

Médicos alzan la voz pero son ignorados

Ante esta situación cada vez son más recurrentes y multitudinarias las exigencias de los doctores, enfermeras, odontólogos y demás trabajadores sanitarios. Apenas hace unos días se llevó a cabo una marcha en las inmediaciones de la Escuela Médico Naval de la Ciudad de México. Pese a los reclamos por la indiferencias de las autoridades solo unos cuantos fueron vacunados.

Por su parte, este 7 de abril se conmemoró el Día Mundial de la Salud y la ironía es que se mantiene la misma negativa contra los encargados de cuidar a los pacientes. A la fecha se calcula que son al menos 271 mil trabajadores de la salud los que faltan por recibir el biológico. Eso implica que uno de cada cuatro integrantes del gremio sanitario está desprotegido.

Ahora bien, aunque la aplicación de la vacuna avanza de manera favorable entre la población en general, cuando se trata de médicos se ha quedado estancada. Durante el último mes se han aplicado en promedio apenas tres mil 300 dosis a médicos. La cifra es mínima e insuficiente.

Falta cumplir con este requisito para vacunar a los médicos

Como respuesta a todo lo anterior, la Secretaría de Salud (SSa) ha señalado que existe un motivo por el que no se puede vacunar de inmediato a los médicos privados y de farmacias. El argumento que se ha manejado es que no existe un censo nacional “confiable” con los nombres de todos los trabajadores.

A pesar de que el país lleva más de un año desde el inicio de la pandemia y la primera vacuna contra la Covid-19 se aplicó el 24 de diciembre todavía no se ha podido conformar un padrón oficial para poder aplicar la inmunización a los elementos.

En cambio, algunas iniciativas como Vacunas Médicos MX han tenido que hacer el trabajo que le correspondería a las autoridades. Mediante redes sociales han agrupado los nombres de algunos trabajadores de la salud que faltan por recibir el biológico. Aunque eso no es suficiente porque la SSa ha dejado en claro que no se trata de información oficial que se pueda tomar en cuenta.

Con todo lo anterior, será hasta que las autoridades federales realicen un censo nacional y obtengan los nombres de los médicos privados y de farmacias que se pueda llevar a cabo la inmunización. Mientras es no ocurra las exigencias de quienes han arriesgado su integridad de los pacientes no serán cumplidas.